Niños de 2 y 3 años estreñidos

Entre los 2 y 3 años, en la etapa del control de esfínteres, algunos niños entran en un período retentivo y comienzan a constiparse. Frente a estas variantes normales, muchos padres toman una actitud tendiente a modificar la situación, lo que suelen empeorar el funcionamiento y favorecer la constipación. Debido a la excesiva importancia que se le adjudica,al estricto control y a la tensión que provocan, los períodos de constipación son cada vez más largos y de difícil solución.

Los niños constipados suelen ser introvertidos, tímidos, poco sociables, hijos de madres a menudo exageradas respecto de la higiene personal del pequeño, que no permiten que juegue en el suelo ni que se ensucie con tierra, arena o agua.

La mayoría de los padres utiliza laxantes, enemas, supositorios, halagos, recompensas o castigos para que el niño tenga un acto defecatorio normal. Finalmente, el hecho de la evacuación resulta un “martirio” para el pequeño, lo que empeora la situación y cierra el círculo. El niño se niega a evacuar y así logra controlar y manejar a los padres. En algunas oportunidades los padres sienten que el niño es terco, obstinado y “duro” para comprender que debe defecar en su “pélela”.

El niño y la familia deben comprender la raíz del problema, para poder atenuar el miedo al peligro que pueda existir por la retención de materia fecal, y trabajar en conjunto con el pediatra para conseguir un hábito regular y normal. El objetivo es que el niño no deje de responder normalmente al reflejo evacuatorio. Paralelamente, se instituirá el tratamiento dietético correspondiente.

Escrito por | 27 de agosto de 2011 con 0 comentarios.
Etiquetas: , , ,
Lee más artículos sobre Primeros años y Salud

Artículos relacionados

  • Niños constipados

    El cumplimiento de ciertas funciones fisiológicas del niño, está ligado al interés de padres y abuelos, que le prestan mayor atención que a...

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta