Niños objeto de burlas

En general, los niños torpes se muestran tímidos y miedosos, pero también los hay que reaccionan en forma desafiante o dicen palabrotas para llamar la atención y compensar su inseguridad. Las caídas duelen, pero sin duda el lado más amargo de la falta de destreza es el desprecio de los demás niños.

Cómo hacer frente a las burlas

La descalificaciones pueden hacer que los niños desarrollen sentimientos de inferioridad que aumentan la inseguridad y, en consecuencia, la torpeza, en una etapa en la que empiezan a formarse una opinión de sí mismos. Es necesario actuar con mucho tacto y cariño (si los comentarios son muy fuertes, conviene hablar con su maestra). Lo más importante es tranquilizar a nuestro hijo y demostrarle que lo queremos como siempre, y que no nos importa que los demás salten mejor o corran más rápido porque, por ejemplo, él hace los dibujos más hermosos del mundo.

Para él es imprescindible que valoremos sus habilidades, que también las tiene. La falta de destreza física no excluye otras capacidades. Es más, la mayoría suele compensar la torpeza corporal con otras facultades de tipo intelectual como la lectura, el dibujo o los juegos de mesa.

Escrito por | 18 de diciembre de 2010 con 0 comentarios.
Etiquetas: , , ,
Lee más artículos sobre Niños

Random Posts

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta