Niños pequeños y el cambio de clima

Un niño pequeño al que se traslada, por ejemplo, de un pueblo de clima templado a una ciudad de clima riguroso, encontrará unas condiciones ambientales bastante distintas de las que conoce desde que nació: una atmósfera más fría, un aire menos limpio, una variación en el grado de humedad, más o menos viento y otras características meteorológicas, incluidas las precipitaciones y la nubosidad. Todo esto no producirá en el pequeño grandes alteraciones, pero requerirá indudablemente que”su organismo realice un notable esfuerzo para adaptarse.

El bebé debe viajar en la parte posterior, acostado en el cuco. Desde los 9 meses puede ir en un asiento especial, invertido. A los 10 años debe llevar ya cinturón.

Los lactantes son habitualmente muy sensibles a los cambios ambientales, y durante algunos días suelen manifestarse algunas señales, aunque leves, de malestar, que hacen patente dicho esfuerzo, al que están sometidos. Por ejemplo, duermen menos, están más agitados, tienen menos apetito y a veces sus funciones intestinales son más irregulares. Luego, todo pasa y el niño vuelve a ser el de antes. Pero si, después de algunos días, se le traslada de nuevo a su lugar de origen, empieza otra vez, y desde el principio, su trabajo de adaptación: nuevamente se sentirá molesto.

Es evidente que el mismo tipo de fenómeno se producirá para cualquier otro cambio climático: si el niño va de una ciudad de llanura a una de montaña, o de la montaña a una gran ciudad industrial, o bien de la montaña al mar, etc. Sin embargo, hay niños que parece que no acusan nada, o casi nada, los cambios climáticos; pero el hecho de que no haya manifestaciones evidentes no implica que exista una falta total de reacciones por parte del organismo. Las diversidades climáticas existen, y a veces son brutales, por lo que es lógico que el organismo delicado y sensible del lactante se resienta. Los cambios repetidos de clima pueden tener consecuencias negativas.

Escrito por | 18 de octubre de 2011 con 0 comentarios.
Etiquetas: , , ,
Lee más artículos sobre Niños y Primeros años y Primeros meses

Artículos relacionados

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta