Niños que rompen los juguetes

Cuando los niños son chiquitos, muchos de los juguetes que les regalamos sufren la desgracia de sobrevivir solamente una semana en sus manos. Algunos niños rompen todos los juguetes, incluso los de sus hermanos, pero esto no tiene que ver con un placer destructivo, sino que tiene fines investigadores, aunque las madres no tengamos la paciencia de comprobarlo.

Al desarmar y romper un juguete, el niño quiere ver cómo está armado y de qué manera funciona. Ademas de la curiocidad, puede ocurrir que se trate de un juguete muy sofisticado o destinado a niños más grandes. En este caso es probable que el nene intente dilucidar cómo se producen los efectos del juego (luces, sonidos, movimientos) que le llaman la atención y que no logra comprender cómo se producen oorque es demasiado pequeño.

Un nene que quiere explorar el juguete por dentro e investigar está teniendo una actitud muy sana, ya que desarma y analiza pieza por pieza con fines “científicos’. Por eso, en lugar de culparlos por romper esos regalos costosos, los padres tenemos que pensar que seguramente se trataba de un objeto que no es ideal para su edad.

Otro punto que suele preocupar a los padres es la agresividad en el juego. No hay que tenerle miedo a las luchas o a los juegos en los que se plantean situaciones violentas, porque cuando los chicos juegan elaboran muchas cosas, entre las que aparecen la muerte y el dolor y muchos otros temas que son tabúes para los adultos. No hay que reprimir la agresividad, porque a través de ella se lleva a cabo la defensa de la justicia, la lucha por los ideales y la rebeldía frente a situaciones inhumanas, para las cuales tienen que aprender a reaccionar.

Lo importante es no tratar de fomentar los estereotipos de violencia bélica regalándoles ametralladoras o revólveres. Otro punto que tenemos que considerar es que no hay que ser sexista con nuestros hijos en la crianza, por ejemplo al elegir los regalos que les hacemos.
Todos los niños necesitan jugar a todo: las nenas precisan treparse a los árboles y jugar a la pelota, así como los varones tienen que impulsar su vida afectiva y emocional a través del cuidado paterno en el juego con los muñecos.

Escrito por | 30 de noviembre de 2011 con 0 comentarios.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta