Niños que se marean en el coche

Los viajes en coche suelen funcionar a modo de bálsamo para los bebés, que por lo general se duermen ni bien sienten el movimiento. Sin embargo, a medida que crecen algunos niños no se sienten bien en el coche.


Los mareos son muy comunes en los peques y si bien no se trata de un síntoma de importancia, hay formas de evitarlos tomando algunos pequeños consejos. Es común que los niños olviden el mareo si están ocupados por lo que conviene mantenerlos entretenidos durante los viajes. Puede pensar en juegos, canciones, juguetes e incluso en un reproductor de DVD para el coche.

No le de a su hijo una comida fuerte o con muchas grasas antes de salir de viaje y si tiene hambre durante el trayecto, dele galletas o una bebida de glucosa.

Los niños son muy receptivos y es por eso que, si los padres están nerviosos, el niño también lo estará. La excitación puede generar mareos y es por eso que es común que los mareos ocurran durante el viaje de ida y no el de vuelta. Lo mejor es que los padres conserven la calma para que los niños perciban su estado de ánimo y lo repitan.

En el caso de que niño esté pálido y silencioso, pare el auto y, de ser necesario, deje que su hijo vomite en una bolsa de plástico. Lleve siempre varias bolsas.

En casos extremos, pídale al pediatra un fármaco para evitar los mareos.

Escrito por | 2 de septiembre de 2010 con 0 comentarios.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta