Noches tranquilas para el bebé

Durante los primeros meses, el bebé todavía necesita alimentarse por la noche. A partir de esta edad podrá dormir tranquilo sin necesidad de comer o beber. Aunque para ello habrá que acostumbrarlo, por ejemplo, reduciendo la dosis día a día hasta que pueda prescindir de la toma nocturna.

Para tranquilizarlo es habitual darle infusiones o más cantidad de alimento en la última toma, o incluso a media noche, pero esto es un error que conviene evitar a toda costa.

Hay niños que se despiertan en mitad de la noche digamos que “con ganas de juerga”. En la medida de lo posible, los padres deben tratar de ignorar las pretensiones de su hijo: no encender la luz y no intervenir en su juego, intentando desvelarlo lo menos posible. Por supuesto, tampoco conviene retarlo porque eso podría despabilarlo aún más.

Por lo demás, debemos respetar su descanso y no despertarlo o incorporarlo si no existen motivos importantes para hacerlo (jamás para que las visitas vean qué ojos tan bonitos tiene). Hay que alzarlos y mimarlos cuando lo piden. Pero también es preciso procurarles la tranquilidad que necesitan, para que se desarrollen equilibradamente.

Escrito por | 8 de diciembre de 2010 con 1 comentario.
Etiquetas: , , ,
Lee más artículos sobre Bebés

Artículos relacionados

Comentarios

  1. Cuando el bebé se despierta de noche - Crece Bebe - 12 de diciembre de 2010 | 8:02

    […] posible lograr que las noches no sean una pesadilla. Ni para él ni para sus padres. Casi todos los bebés recién nacidos se despiertan tres o cuatro veces durante la noche. Si los padres pueden alternarse para atender a […]

Deja una respuesta