Nutrición adecuada durante el embarazo

Es indispensable para el buen crecimiento y desarrollo del bebé, e implica no sólo un aumento de peso materno de 12 kilos aproximadamente durante el embarazo, sino además una correcta composición de nutrientes en la dieta, que debe incluir:

• Proteínas de buena calidad: presentes en la carne, la leche, el huevo

Calcio: presente en la leche, el queso, el yoghurt, las legumbres, las frutas secas y desecadas

Vitaminas y minerales: presentes en la fruta y verdura frescas, crudas o cocidas al vapor

Aceites vegetales crudos: de cualquier tipo (girasol, maíz, oliva, etcétera)

Hidratos de carbono complejos: presentes en los cereales como el arroz, trigo, maíz. La harina blanca y el  azúcar refinado deben consumirse con moderación, a menos que se desee ganar peso extra cuando el embarazo se inicia con el menor al adecuado.

En tanto, si al comienzo del embarazo el peso es superior, la alimentación debe igualmente contener todos estos nutrientes esenciales, pero consumir menos cantidad de grasas, sobre todo de origen animal, como la de la carne, la piel del pollo y la yema del huevo,  y restringir al máximo el azúcar refinada y las harinas blancas (repostería, golosinas, productos de panadería, etcétera). Deben evitarse siempre las dietas estrictas, y de ser necesarias, siempre ser indicadas y controladas por el profesional.

Escrito por | 8 de diciembre de 2011 con 0 comentarios.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta