Obesidad infantil

Si no es hereditaria, si no se debe a alguna hormona en mal funcionamiento, la obesidad hay que aceptarla como una enfermedad : controlable. Y si se controla desde la infancia, semejante prevención es eficaz para convertir el cuerpo en algo querible capaz de eludir totalmente los complejos de inferioridad y dificultades de relación con la sociedad.

En algunas personas los riesgos de obesidad es mayor que en otras. Las peculiaridades del propio metabolismo, los hábitos sedentarios y los antecedentes familiares son algunos de los factores que marcan la diferencia.

Estudios realizados ponen de manifiesto que el riesgo de obesidad en los hijos aumenta cuando uno de los padres es obeso y se pronuncia aún más si ambos lo son. Existe, pues, una relación entre la obesidad de los padres y la de los hijos. Aún los hijos adoptivos se transforman en gordos si sus nuevos padres, por los malos hábitos alimentarios, son obesos.

La prevención de la obesidad puede comenzar en la infancia y adolescencia, aunque sus consecuencias para la salud no se manifiesten hasta la edad adulta. Llegar a la adolescencia con obesidad representa un importante riesgo de mantenerse así en la edad adulta; aproximadamente un 80 por ciento de los adolescentes obesos mantiene la obesidad durante la madurez. Y, entre un 50 y 75 por ciento de adultos obesos ya lo eran en su juventud. A diferencia de lo que sucede con el adolescente obeso, la obesidad del lactante no parece condicionar un mayor riesgo de obesidad en el adulto.

Escrito por | 24 de diciembre de 2009 con 1 comentario.
Etiquetas: , , , ,
Lee más artículos sobre Niños y Salud y Salud

Artículos relacionados

Comentarios

  1. Obesidad infantil | Peliculas Gratis - Videos Gratis - 26 de diciembre de 2009 | 3:29

    […] the original post here: Obesidad infantilTal vez te interese…Cuando se acaba el amor…Cómo prevenir la obesidad infantilÚrsula Corberó, […]

Deja una respuesta