Para evitar intoxicaciones de niños

Hay productos peligrosos que ingeridos pueden resultar letales: pero el peligro es mucho mayor en los niños y por eso las precauciones deben ser más rígidas.

Cualquier sustancia puede actuar como tóxico. Hasta los fármacos, capaces de brindar binestar, en sobredosis producen graves consecuencias, y hasta el oxígeno, sin el cual no habría vida, inhalado en concentraciones y condiciones inadecuadas puede resultar, inclusive, letal. Por todo esto hay que tener en cuenta que hay que hacer esfuerzos para evitar que productos peligrosos para la salud entren en el hogar.

Los niños recién nacidos o lactantes pueden intoxicarse por respirar una sustancia en el ambiente en el que se encuentran, porque la piel toma contacto con ella al volcársele sobre el cuerpo o porque la han ingerido. Luego, en la etapa del gateo, y más adelante cuando comienza la deambulancia, el peligro aumenta, ya que entonces el pequeño es capaz de tomar todo lo que esté al alcance de sus manos. Otro de los factores a tener en cuenta, cuando de este tema de trata, es el de la edad.

Entre los doce meses y los cinco años es cuando se producen la mayor cantidad de intoxicaciones accidentales, porque durante este período los niños no tienen noción del peligro. En la segunda infancia y en la adolescencia no desaparecen los riesgos.

Escrito por | 11 de marzo de 2010 con 0 comentarios.
Etiquetas: , , ,
Lee más artículos sobre Niños y Salud

Artículos relacionados

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta