Para que el bebé duerma

No es fácil conseguir que un bebé duerma toda la noche sin despertarse. Habrá que enseñarle poco a poco, empezando por evitar todo lo que pueda perturbar su sueño.

Rutina diaria: el bebé necesita adaptarse a los horarios de comidas, baño, paseo y sueño. Hacer siempre lo mismo a la misma hora lo podrá ayudar a dormir mejor pero, cuidado, una vez que se ha acostumbrado, cualquier cambio puede alterarlo.

Reducir, no suprimir,la siesta: si duerme menos durante el día, dormirá más horas por la noche. Convendrá despertarlo paulatinamente un poco antes de lo acostumbrado, tratando de no fastidiarlo demasiado. Despertarse y encontrarse solo es muy duro.

Comprobar la temperatura de su cuarto: lo ideal, entre 18 y 20 grados. También es muy importante mantener cierto grado de humedad, bien con un humificador, un recipiente de agua sobre el radiador o, simplemente, una toalla mojada, colocada sobre el respaldo de una silla.

No ajustar demasiado las mantas y sábanas de su cuna: el niño necesita libertad de movimientos. Tampoco ponerle ropa muy pesada; es preferible un acolchado o una manta ligera. El pijama debe ser de su talle, no quedarle estrecho ni excesivamente holgado, y estar fabricado en tejidos naturales que permitan la transpiración de la piel.

Escrito por | 14 de marzo de 2010 con 1 comentario.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts

Comentarios

  1. Cuando a un niño le sangra la nariz - Crece Bebe - 28 de septiembre de 2010 | 19:55

    […] y en los cornetes donde suele producirse el sangrado, que aparece sin aviso previo, en general cuando el niño está dormido por la noche o como consecuencia de un traumatismo […]

Deja una respuesta