Parto en el agua | cuando no es recomendable

Durante los últimos 30 años el nacimiento en el agua ha crecido en popularidad, sin embargo, ha habido muy poca investigación realizada para determinar sus riesgos. Se han realizado algunos estudios en Europa, que demuestran similares tasas de mortalidad perinatal entre los nacimientos de agua y los nacimientos por vias convencionales. Según un artículo escrito por el Real Colegio de Ginecólogos y Obstetras, puede haber un riesgo teórico de embolia de agua, que es cuando el agua entra en el torrente sanguíneo de la madre. Aunque el British Medical Journal confía en un 95% en los nacimientos de agua, hacen ver que existe un posible riesgo de aspiración de agua. Si el bebé está experimentando estrés en el canal del parto o debido a la posible torsión del cordón umbilical, el bebé puede jadear para obtener el aire, lo cual posibilitaría la inhalación de agua en los pulmones. Esto sería raro, porque los bebés no inhalan el aire hasta que se los expone al aire . Ellos reciben oxígeno a través del cordón umbilical hasta que empiezan a respirar por su cuenta o hasta que el cordón es cortado.

Hay otras situaciónes en las que no es recomendable considerar un parto en el agua, ellas son:

– Si la madre tiene herpes: los herpes se transfieren fácilmente en el agua, por lo que se deberías discutir este tema con tu médico.

– Si tu bebé está de nalgas: Si bien se han realizado nacimientos en el agua cuando el bebé se presenta de nalgas o primero con los pies, no es recomendable.

– Si has sido diagnosticada con algun tipo de infección materna o has tenido sangrado excesivo.

– Si tienes un embarazo múltiple: Aunque los nacimientos de agua han tenido éxito con los gemelos en todo el mundo, tendrás que discutirlo a fondo con tu obstetra o el profesional que este a cargo en tu parto.

– Si se espera que el trabajo de parto sea prematuro: Si el bebé es pre – término, si nace dos semanas o más antes de la fecha prevista, el nacimiento de agua no es recomendable.

– Si hay meconio en el agua: si la cantidad de meconio es de leve a moderada es bastante normal, la partera o quien esté a cargo debe remover de inmediato el meconio que flota en la superficie de la tina, si la cantidad es importante debe ayudarte a salir de la bañera. El meconio a veces sale de la nariz y la boca del bebé mientras está todavía bajo el agua. Si el agua está manchada y el parto es inminente, la mujer puede levantar su pelvis fuera del agua hasta el nacimiento del bebé.

– Si tienes preeclampsia o toxemia tampoco es recomendable que lo intentes sin antes discutirlo a fondo con tu médico.

También puede interesarte:

El parto en el agua

Parto natural el método Lamaze

Videos, primeros minutos de vida de un bebé en el hospital

Vía / American Pregnancy Association

Escrito por | 27 de marzo de 2009 con 1 comentario.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts

Comentarios

  1. Relación entre el niño y la mascota. - Crece Bebe - 23 de octubre de 2009 | 22:55

    […] importante comenzar los trabajos de educación con el animal lo antes posible del nacimiento del bebé. Lo primero es enseñar dos órdenes básicas que cualquier perro debe saber: “ven” y […]

Deja una respuesta