Parto humanizado

La propuesta es tomar al nacimiento como un hecho social natural, que no debería estar atravesado por prácticas médicas que no sean estrictamente necesarias. La mujer tiene el control y toma las decisiones con respecto a su cuerpo y lo hace en compañía de sus seres queridos, con la asistencia de un médico y una partera.

Tal como se estilaba hace un siglo, hoy muchas parejas deciden tener sus hijos en su propia casa, como una manera de dignificar el parto y alejarse de los procedimientos agresivos habituales en algunos hospitales y sanatorios. Como agresivas se entienden determinadas prácticas como el goteo, que deberían reservarse sólo para los casos en que ocurre algo fuera de lo esperado.

La realidad es que se suceden muchos pasos desde que la mujer llega al hospital que no son necesarios si se deja que el cuerpo actúe en forma natural y llegue al parto en el momento en que el bebé y la mamá están preparados. ¿Por qué no repensar si esta es la mejor forma de traer un hijo al mundo? Desde hace unos años hay una tendencia  a promover lo que se llama parto humanizado, que es la contracara de los partos medicalizados que se atienden como si se tratara de una enfermedad.

Escrito por | 13 de octubre de 2011 con 0 comentarios.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta