Pasar de la cuna a la cama, una nueva etapa

No hay una edad certera en la que los niños deben pasar de la cuna a la cama aunque se recomienda que lo hagan entre el año y medio y los tres años y medio de edad. ¿Cuándo es el momento perfecto? Esto dependerá de cada niño y también de sus padres.

Hay muchas razones por las cuales llega el momento de pasar a una cama grande: la llegada de un hermanito, la seguridad, evitar que los niños salten de la cuna, una mudanza, etc. Si bien cada caso es diferente, la mejor forma de saber cuando es el momento perfecto es observando al niño.

Cuando los niños están demasiado activos o cuando ya van al baño solitos hay que pensar en una cama. Hay muchas formas de realizar el pasaje y esto dependerá de cómo los niños se adaptan a los cambios. A algunos niños les cuesta mucho la adaptación y otros la toman con naturalidad. Hay padres que deciden hablar con el niño algunas semanas antes para contarles acerca de su nueva cama y otros en cambio deciden celebrar la ocasión con una “fiesta de inauguración”.

En el caso de la llegada de un hermanito, se recomienda realizar el pasaje algunas semanas antes del nacimiento para evitar que el niño se sienta desplazado. Otra opción es hacerlo luego del nacimiento y mientras el pequeñito aún duerme en la habitación de los padres.

Para facilitar el cambio, sitúa la cama en la misma posición que la cuna, utiliza sus sábanas de siempre aún cuando sean demasiado pequeñas y coloca una barandilla de protección en la cama.

Escrito por | 19 de diciembre de 2011 con 0 comentarios.
Etiquetas: , , ,
Lee más artículos sobre Primeros años

Artículos relacionados

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta