Pendientes en las recién nacidas, una tradición arraigada

Cada vez menos clínicas y sanatorios perforan las orejas de las recién nacidas para evitar el sufrimiento y porque consideran que la niña debe decidir cuando pueda hacerlo si quiere o no llevar pendientes.

A pesar de las polémicas, los pendientes en las orejas de las niñas son una tradición arraigada en muchos países. Es por eso que si estáis decididas a realizar este procedimiento debéis tener algunas precauciones. Se recomienda llevar los pendientes al hospital para que la perforación sea realizada en el momento de dar a luz pues entonces el cartílago es muy delgado.

Debes elegir pendientes de oro para evitar infecciones o reacciones alérgicas. Además tienen que ser muy pequeños, redondos y pegados a la oreja para que la beba no pueda arrancárselos. El poste no debe ser chato y el broche tiene que cubrir toda la parte trasera del pendiente.

Vía: Babycenter

Escrito por | 8 de abril de 2011 con 0 comentarios.
Etiquetas: , ,
Lee más artículos sobre Primeros días y Salud

Random Posts

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta