Perder el miedo al dentista

A nadie le gusta ir al dentista y mucho menos a los niños que no entienden de qué se trata y por qué deben someterse a semejante calvario. El temor al sillón del dentista es algo común, un síndrome conocido como odontofobia que afecta al 15% de los pacientes del primer mundo.

En muchos casos, los orígenes de esta fobia se deben a traumas infantiles vinculados a experiencias vividas en la infancia así es que si quieres evitar este síndrome en tus hijos puedes ayudarlos a quitarles el miedo de visitar al dentista.

Puedes hacer de la visita al dentista un hábito, algo frecuente para que el niño conozca al dentista. Si se trata de un tratamiento prolongado puedes premiar a tu hijo con un regalo o un incentivo y felicitarlos por su valentía.

Evita utilizar expresiones negativas asociadas al dentista como por ejemplo ‘no te van a hacer daño’, ‘no te van a pinchar’, ‘no tengas miedo…’ Si la visita es familiar, lo ideal es que primero pasen los hermanos mayores para que los pequeños aprendan que no deben sentir miedo.

Intenta elegir un dentista especializado en niños.

Vía: Hola

Escrito por | 16 de enero de 2014 con 0 comentarios.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta