Posiciones para dormir del bebé

A la hora de acostar al bebé es importante realizar una serie de rutinas y repetirlas cada noche para que el niño se sienta seguro y entonces se relaje y se entregue al sueño. La posición del bebé no es un asunto menor y si bien hay que respetar su comodidad es importante tener en cuenta su salud.

Es por eso que los pediatras recomiendan que el bebé duerma boca arriba pues esta posición facilita la respiración y reduce significativamente el riesgo de muerte súbita, algo que puede ocurrir en los primeros tres meses de vida.

Si bien durante muchos años se recomendaba la posición boca abajo para evitar que el bebé se ahogue en caso de regurgitación, luego se comprobó que no había riesgo alguno mientras que la posición boca arriba era más segura.

Estas posiciones son importantes en los primeros meses de vida. A medida que el bebé adquiere mayor fuerza podrá moverse a su gusto para elegir la posición que le resulte más cómoda. Cuando esto sucede ya no hay que preocuparse pues siempre podrá moverse o dar la vuelta ante un inconveniente.

Escrito por | 18 de febrero de 2011 con 0 comentarios.
Etiquetas: , , ,
Lee más artículos sobre Primeros meses

Artículos relacionados

  • El chupete y el sueño

    Es común que cuando los bebés están muy dormidos arrojen el chupete de sus bocas y sigan durmiendo con placidez. El problema aparece cuando los...

  • Bebés dormilones

    Son bebés muy tranquilos que duermen una gran cantidad de horas al día y si bien por un lado es una gran ventaja para los padres cansados, que...

  • Consejos para dormir bien durante el embarazo

    No sólo hablamos de hormonas que se alteran durante el embarazo sino de toda una serie de cambios que tienen lugar en el cuerpo de una mujer. El...

  • El sueño y el comportamiento de los niños III

    Como hemos explicado los anteriores post, el comportamiento del niño es muchas veces el reflejo de un buen descanso, por lo tanto hemos de...

  • El sueño y el comportamiento de los niños II

    En el post anterior deciamos que para experimentar la acción reparadora del sueño profundo, el cerebro de un niño necesita saber que es...

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta