Precauciones en las piletas para niños

Todas las precauciones son pocas cuando de las piletas y los niños se trata. La pileta ha de contar con una o dos roscas salvavidas, con una soga de tres metros atada a ellas para que, en caso de emergencia, puedan ser alcanzadas desde afuera por cualquier persona. En ningún caso las roscas salvavidas deben usarse para jugar.

La pileta tiene que tener perfectamente marcada una línea de color rojo en la zona de un metro veinte de profundidad. Dicha línea debe cruzar todo el natatorio, por el piso, y subir por las paredes para terminar fuera del agua.

La profundidad de la pileta debe leerse claramente. Los números se escribirán, cada tres metros de distancia,  en el borde superior.

Cuando se usa trampolín, queda anulado ese espacio para nadar.

El adulto que permanezca con los niños durante su estada en el natatorio, jamás debe abandonar el lugar ni darle la espalda a la pileta mientras los niños permanezcan en el agua. El descuido de un segundo puede ser fatal.

Siempre hay que mirar a los chicos cuando nadan por debajo del agua. No es aconsejable que lo hagan a lo largo de más de cinco metros, pues corren e| peligro de perder el conocimiento.

Los mayores no deben nadar con los niños en la espalda menos aún si los pequeños no saben nadar, es preferible que el niño aprenda a nadar antes de que quede traumado para siempre con el agua. No todas las personas tienen la capacidad de enseñar por más que sepan nadar.

Escrito por | 27 de marzo de 2010 con 0 comentarios.
Etiquetas: , , ,
Lee más artículos sobre General y Niños

Artículos relacionados

  • Cuidar a los niños de algunas plantas

    La adelfa, el aligustre, el boj y la madreselva son algunas de las plantas que resultan venenosas si se ingieren. Lo mismo pasa con algunos...

  • Diferentes juegos para la pileta

    En las piletas francesas no falta un pequeño trampolín casi al ras del agua para que los niños puedan arrojarse sin correr riesgos. En...

  • Cuidados en las piletas de natación

    A los niños,¿ y por qué no a los grandes?, les encanta chapotear, salpicar, zambullirse y nadar en la pileta. Pero ya sea en el club o en...

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta