Precauciones para evitar que los niños se resfríen

El otoño es también la época de los resfriados. Proliferan los virus y bacterias, y es por eso que hay que cuidar a los niños para no exponerlos a ellos.

Una buena alimentación es vital para evitar los resfriados pues entonces el organismo contará con las defensas necesarias para resistirse a los virus. Los niños deben consumir abundantes vegetales y frutas, carnes, pescados, huevos. En caso de que se nieguen a comerlos puedes prepararles zumos de frutas para así incorporar la vitamina C.

Para evitar el contagio es importante no exponer a los niños a personas enfermas. Lo ideal es no visitar casas donde hay resfriados y si un miembro de la familia está enfermo tendrá que usar mascarilla o bien mantenerse alejado, en especial si hay bebés de poca edad en la casa.
Es importante ventilar los ambientes para así renovar el aire y eliminar virus y bacterias. El aire nuevo limpia el ambiente y logra que los virus salgan al exterior.

Si bien el exceso de abrigo en los niños no es recomendable pues entonces transpiran y la transpiración seca en el cuerpo y lo enfría, es importante que estén abrigados al salir a la calle. No en exceso pero sí en la medida justa. Además, hay que mantener la calefacción a temperaturas medias para que no sufran abruptos cambios de temperatura al salir a la calle.

Escrito por | 29 de septiembre de 2014 con 0 comentarios.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta