Preparar la casa para gatear

Para que el bebé pueda recorrer la casa gateando sin riesgos, los padres deben acondicionarla adecuadamente, pensando en su seguridad más que en la estética. Hay algunas cosas que se pueden hacer para evitar accidentes y facilitar este interesante aprendizaje del pequeño.

La cocina es el lugar más peligroso. Alrededor del 40 por ciento de los accidentes de una casa se producen en las cocinas. Debemos tener cuidado con los mangos de las sartenes que dejemos en el fuego, los cuchillos, la batidora, la freidora y los demás electrodomésticos. Los productos de limpieza son muy peligrosos. Siempre deben estar guardados bajo llave para que el bebé no tenga acceso a ellos.

Es fundamental evitar las descargas eléctricas. Se deben taponar todos los enchufes. A los niños les llaman mucho la atención esos agujeritos tan pequeños en los que meten los dedos sin pensarlo dos veces.

Conviene retirar todos los adornos que pudieran caer encima del pequeño. Jarras, ceniceros, veladores y cualquier elemento al que le sea posible acceder deben eliminarse de su área de movimientos. Los objetos de cristal son especialmente peligrosos porque existe el riesgo adicional de que se hagan pedazos y el niño se corte. Además, hay que levantar todos los cables del piso, como el de las lámparas de mesa o el de la plancha, porque, si tira del cordón o tropieza, el aparato le caerá en la cabeza.

Atención especial a botones y colillas que el bebé pueda encontrar por casualidad en el piso y atragantarse con ellos. Las tijeras y agujas no se dejarán abandonadas sobre los muebles o en lugares accesibles. Es aconsejable también forrar los bordes puntiagudos de los estantes y retirar las mesas de cristal.

Se deben suprimir de su alcance los objetos delicados. Los controles remotos y los aparatos electrónicos pueden descomponerse si se caen desde cierta altura. Conviene apartarlos para que no nos quedemos sin ellos.

Escrito por | 18 de marzo de 2011 con 0 comentarios.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta