Primeras salidas del bebé

Los bebés deben acostumbrarse a salir a la calle, deben conocer desde pequeños los sonidos, olores y sensaciones que se le despertarán al salir fuera de casa. Lo más recomendable es que comience a salir de su ambiente a partir de los 2 meses para que se familiarice rapidamente con el exterior, para ello es bueno realizar paseos casi cotidianamente. Aunque a partir de esa edad esté completamente apto para salir no se debe descuidar su bienestar, sobre todo de los efectos del clima. EL abrigo es indispensable llevarlo ya que un cambio repentino de la temperatura puede causarla algún problema de salud.

Ya cuando el bebé alcanza el primer año de vida pueden estar un tiempo más prolongado fuera de la casa, siempre controlando el tema de las temperaturas, es importante mantenerle los pies y las manos siempre calentitos. Si estamos en verano se debe proteger su piel del sol y en toda época del año prevenirse del viento.

El Sol es necesario para el desarrollo del niño, necesita de los rayos ultravioleta para la correcta asimilación de los alimentos, por ello antes que no salir, se debe utilizar protector solar para niños, o sea con un filtro solar alto. El uso de protectores solares deberá prolongarse con los años y volverse una costumbre ya que el efecto dañino de los rayos del sol ha ido aumentando con el tiempo y seguirá creciendo.

Escrito por | 7 de diciembre de 2009 con 2 comentarios.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts

Comentarios

  1. Accesorios para transportar al bebé - Crece Bebe - 4 de abril de 2010 | 9:03

    […] ellos se cuentan el moisés, la mochila, el corralito, los distintos tipos de sillitas para comer y de paseo (cochecito), el llamado bebesit y el columpio, entre […]

  2. ¿Pasear al bebé bajo la lluvia? - Crece Bebe - 13 de abril de 2010 | 8:03

    […] En el parque, el niño recibe múltiples estímulos visuales, acústicos, táctiles y motrices, muy positivos para su desarrollo. Cuando está suficientemente estimulado se despiertan en él intereses propios y entonces querrá que se lo alce y se lo atienda con menos frecuencia porque está comenzando a desarrollar su autonomía. […]

Deja una respuesta