Que hacer frente a las rabietas de los niños

Las rabietas son muy comunes en los niños de entre uno y dos años, una forma de llamar la atención que crece a medida que los padres le prestan más y más atención. Es por eso que los expertos en la materia aconsejan un método simple para cortar con estos ataques: cesar la atención.

Tan sencillo como esto. Cuando el niño tenga una rabieta lo mejor es irse de la habitación y dejar al niño solo. Hay padres que se preocupan mucho al abandonar la habitación por temor a que el niño se ahogue pero lo cierto es que nada le ocurrirá. Si deja de respirar durante un instante volverá a hacerlo cuando le falte el oxígeno.

Lo mejor es no perder la paciencia ni amenazarlo con castigos sino simplemente dejarlo para que se le pase. Si el niño llora, patalea o grita, sólo debe apartar los objetos para evitar que se haga daño pero déjelo hacerlo hasta que se canse. Nada evitará la rabieta y lo mejor entonces es dejarlo solo para que se calme para luego hablar con el niño y explicarle las cosas.

Escrito por | 12 de julio de 2010 con 1 comentario.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts

Comentarios

  1. Cuando sigue chupándose el dedo - Crece Bebe - 5 de agosto de 2010 | 8:00

    […] qué manifiesta un niño  ese deseo inconsciente de volver a encontrar refugio en una actitud de bebé? ¿Será quizá que la actividad escolar supera sus posibilidades intelectuales? Dedicarle plena […]

Deja una respuesta