Que hacer para corregir el hábito de chuparse el dedo

Si un niño tiene gran necesidad de chuparse el dedo desde pequeño, trate de entretenerlo con el chupete, la ventaja es que este es mucho más fácil de retirar entre los 4 y 5 años de edad que el dedo. Es más seguro que el niño no se chupe el dedo posteriormente.

Es recomendable que no se comente en público y en presencia del niño que los padres se disgustan porque se chupe el dedo, ya que no es la mejor estrategia, con ella el niño se siente avergonzado y lo hará con mayor intensidad y a escondidas.

Cuando el niño es más grande es bueno sentarse y hablar con él sobre el daño que esto puede producir, tome un espejo y muéstrele la separación de sus dientes diciéndole lo mal que se se ve su carita a causa del dedo. esta terapia tiene efecto sobre el orgullo del niño y su aspecto logrando algo de cooperación.

Alabe los esfuerzos del niño premiándolo cuando no se chupe el dedo, dándoles palabras de ánimo, y demostrándole afecto, un abrazo, una caricia, en esos momentos que no se chupa el dedo.

La succión es más poderosa sobre todo durante el sueño, ya que es involuntaria totalmente, en estos casos se coloca en el dedo del niño un obstáculo, por ejemplo un guante ,un calcetín que abarquen toda la mano, siempre dejando que el niño escoja, de esta manera él no sentirá que es algo forzado o obligatorio.
En algunos casos el niño mayor de 5 años que chupa sus dedos, o vuelve a hacerlo después de haberlo dejado, se debe quizá a problemas como el nacimiento de un hermanito, separación de los padre, etc. en estos casos se puede intentar volver a ofrecerle el chupete, que seguramente lo usará durante pocos días y se sentirá incómodo, avergonzado y lo dejará solito. Luego por lo general no regresan al hábito de succionar el dedo.

Escrito por | 30 de enero de 2011 con 0 comentarios.
Etiquetas: , ,
Lee más artículos sobre Bebés y Niños y Primeros años

Artículos relacionados

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta