Qué tener en cuenta al elegir la guardería

La intuición es la mejor compañera a la hora de elegir la guardería de nuestros hijos. Sin embargo, también hay que prestar atención al funcionamiento global de la institución para así tener algunos indicios de cómo funciona la estructura.

En la entrevista con los directivos, no sólo hay que escuchar la propuesta educativa sino también preguntar acerca de los horarios, la higiene, como se desarrolla el momento del cambio de pañales, las comidas y que sucede en caso de que el niño esté con fiebre o no se sienta bien.

No está mal preguntar y despejar las dudas. Por el contrario, lo mejor es consultar todos los interrogantes para así conocer exactamente la dinámica de la guardería y así dejar a nuestros hijos con confianza.
La guardería debe ofrecer actividades estimulantes, juguetes, música, cuentos. Es importante respetar las edades a la hora de establecer la rutina de aprendizaje y juego. Pero eso no es todo, hay que saber también que comen nuestros hijos y las normas de cuidado de los alimentos y del agua que toman. Se recomienda pedir el menú semanal para así conocer la dieta nutricional y, en el caso de los biberones, asegurarse de que sean esterilizados correctamente.

El personal debe estar correctamente capacitados pero también deben sentir motivación por su trabajo. Debe haber la cantidad suficiente de cuidadores de acuerdo al número de niños.

El lugar debe estar limpio y seguro y no permitir la entrada de personas ajenas a la institución para que nuestros hijos estén perfectamente resguardados mientras no estamos con ellos. Las referencias son muy importantes a la hora de la elección.

Escrito por | 30 de marzo de 2011 con 0 comentarios.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta