Reflejos innatos del recién nacido

El recién nacido cuenta con reflejos innatos para alimentarse que aparecieron y se desarrollaron durante los distintos meses del embarazo. Los mismos son:

– Deglución: está presente desde las doce semanas de gestación.

– Succión: se inicia en la semana 28 de gestación.

– Búsqueda: desde las 32 semanas de gestación.

El reflejo de succión es vital, indispensable para la supervivencia de la especie. En un recién nacido sano este reflejo está presente. Sin embargo, hay bebés que necesitan ayuda porque nacieron inmaduros debido a su bajo peso(prematuros), o porque han sido medicados y están deprimidos, o porque están enfermos.

Los bebés chupetean más de lo que necesitan para alimentarse, ya que la succión y el sueño son sus principales actividades. El reflejo de succión es una fuente de placer y descarga motriz.

Todo se percibe por la boca, que es su principal zona erógena (distintas zonas u órganos corporales en los que se centran las gratificaciones).

El placer fundamental es el chupeteo, razón por la cual esta etapa ha sido denominada por Sigmund Freud etapa oral, ya que la zona erógena que predomina es la boca.

Esta primera etapa de la evolución sexual abarca desde el nacimiento hasta aproximadamente los 18 meses, dependiendo de cada niño y de la relación con las funciones materna y paterna. La etapa oral es parte de la dinámica estructural del aparato psíquico, por lo cual no finaliza en forma definitiva, sino que se ensambla con las demás etapas de la evolución del ser humano.

Escrito por | 27 de mayo de 2013 con 0 comentarios.
Etiquetas: ,
Lee más artículos sobre Bebés y Primeros días

Artículos relacionados

  • Reflejos del recién nacido

    De marcha Si el médico toma al niño por debajo de las axilas y lo endereza con cuidado sobre una superficie lisa dejando que las puntas de...

  • Reflejos ancestrales del recién nacido

    Los reflejos vitales como respirar y toser son innatos y se mantienen durante toda la vida, pero hay otros reflejos ancestrales como el de...

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta