Regalos diferentes para los niños

• Regalar un barrilete, con la aventura de fabricarlo en casa y luego salir a remontarlo en familia.

• Regalar una salida muy especial, algo que el niño nunca haya compartido con nosotros hasta ese momento.

• Regalar y regalarse un juego y una función de disfraces, con máscaras hechas con cartulinas y ropa que puedan recibir una cuota de mal trato.

•Regalar la inscripción a un club, a un curso de arte marcial o a un taller artístico.

• Dedicar esa tarde a enseñarle a nuestros hijos algunos juegos que practicábamos de pequeños y que ahora están “en desuso”.

• Invitar a los mejores amiguitos de nuestros hijos (no más de cuatro chicos es lo ideal) y regalarles una “función de cocina”: que cocinen lo que quieran o puedan, y que tengan a los adultos de ayudantes.

Como las anteriores, hay muchas otras ideas que sirven para obsequiar no sólo con un regalo, sino un mensaje que perdurará para toda la vida: el tiempo que le dedicamos a los niños, nuestra capacidad de disfrutar junto con ellos, dejando salir nuestro propio “niño interior”. Ese regalo no tiene precio, y sin embargo, es el más valioso.

Escrito por | 22 de diciembre de 2010 con 0 comentarios.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta