Resfríos durante el embarazo

Un resfrío normal no reviste importancia para la madre ni para el bebé. A pesar de todo, hay que estar alerta, ya que algunas enfermedades víricas que sí pueden amenazar la salud del futuro bebé se inician a veces con un simple resfrío (es el caso de la rubéola).

Otras veces, los síntomas (tos, moqueo, estornudos, inapetencia. ..) se confunden con los de la gripe: ésta, a diferencia del resfrío, suele manifestarse también con fiebre alta y dolor muscular.

Por leves que sean las molestias, la visita al médico es siempre obligada. Tanto si es un resfrío como si se trata de una gripe, solamente se tratan los síntomas.

Cuando la mujer espera un bebé, lo mejor es recurrir a remedios “caseros”, sin contraindicaciones. Por ejemplo, para deshacer las mucosidades y combatir la congestión, es bueno hacer inhalaciones de vapor (mejor si se agregan al agua unas hojas de eucalipto, tomillo o menta), o nebulizarse, procurar mantener un ambiente húmedo en la vivienda (con recipientes llenos de agua o un humidificador) y tomar mucho líquido; para suavizar la garganta, el clásico vaso de leche caliente con miel; etc.

La fiebre es peligrosa, sobre todo en el primer trimestre, puede causar aborto o malformaciones fetales y contracciones prematuras.  Para bajar la temperatura, así como para aliviar un posible dolor de cabeza, se puede tomar un analgésico-antipirético, preferentemente paracetamol.  El ácido acetilsalicílico (aspirina) no se recomienda en dosis frecuentes ya que constituye un riesgo de hemorragias maternas y neonatales.

Escrito por | 15 de julio de 2010 con 1 comentario.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts

Comentarios

  1. La Gripe A, en remisión - Crece Bebe - 11 de agosto de 2010 | 0:28

    […] padres preocupados por la salud de sus hijos. Luego de un 2009 intenso, en donde la amenaza de la Gripe A generó temor, la Organización Mundial de la Salud ha declarado el final de la fase de pandemia […]

Deja una respuesta