Responder preguntas de los niños

No se trata, de ningún modo, en obsesionarse por dar la respuesta del millón de dólares, pues no estamos concursando, pero tampoco de responder absurdos. Los razonamientos complicados no les servirán de mucho. Tampoco la información que ellos no nos hayan solicitado. Una explicación breve y sencilla, utilizando comparaciones o ejemplos, es lo más recomendable. Aun así, no siempre entenderán totalmente lo que decimos, pero sí comprenderán que estamos tomándonos muy en serio su deseo de saber.

Además, nuestras contestaciones formarán una especie de archivo o registro de conocimientos, los ayudarán a ampliar poco a poco su vocabulario y a enriquecer su visión del mundo.  Muchas veces, sin embargo, Los pequeños disparan sus preguntas sin ninguna consideración hacia nuestras diversas ignorancias. Más aun, hay preguntas insólitas que resultan un atentando a nuestra lógica manera de pensar. Esto no significa que tengamos que anotarnos en un curso extralaboral para estar en condiciones de responder a cada uno de sus complicados interrogantes. Simplemente, tenemos que procurar escucharlos, prestarles verdadera atención y demostrarles que los queremos. Será la mejor respuesta.

Y, por supuesto, en ningún caso ridiculizaremos sus dudas ni les contestaremos con los tajantes y crípticos “porque sí’ o “porque no”.

Escrito por | 27 de abril de 2011 con 0 comentarios.
Etiquetas: , , , ,
Lee más artículos sobre Niños

Artículos relacionados

  • El por qué de los 3 años

    Al principio fue el "¿esto qué es?", acompañado de un dedito señalador, y repetido ante cada nuevo objeto que se cruzaba en su camino....

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta