Rotación de un pie del bebé

Es frecuente que los niños presenten desde el nacimiento rotación de uno o de ambos pies hacia adentro o hacia afuera. Esto se debe a que, mientras el bebé crece dentro del útero materno, tiene sus piernas flexionadas y, a consecuencia de esto, uno o ambos pies pueden adoptar posiciones viciosas.

Para verificarlo, en los primeros meses de vida se puede reproducir la forma en la que el bebé descansaba en el vientre materno. Para esto, sólo hace falta flexionar suavemente sus piernas sobre el abdomen y se observará cómo los pies encuentran rápidamente su lugar gracias a la rotación que siguen. Los bebés que crecen mucho en el vientre materno son, por lo general, más propensos a esto, ya que mantienen durante más tiempo esa posición, sobre todo porque no tienen mucho espacio para cambiarla.

Cuando esta es la causa, la rotación se hace más llamativa y tarda más en corregirse. El cuadro es más complejo cuando la porción que está rotada hacia adentro es el metatarso (la mitad del pie hacia los dedos); en este caso, se trata de un “metatarso aducto” y requiere una rápida consulta con el pediatra y, por supuesto, con el traumatólogo.

Escrito por | 10 de noviembre de 2011 con 0 comentarios.
Etiquetas: , , ,
Lee más artículos sobre Bebés y Embarazo y Primeros días y Salud

Artículos relacionados

  • Celos del padre

    Los bebés tienen mecanismos biológicos por los que llaman al cuidado, incluso la cría de los animales tiene esta capacidad de llamar la...

  • Cuando el bebé ha nacido

    El nuevo integrante ha hecho su aparición estelar en el mundo: ahora habrá que amamantarlo, cuidarlo y ayudarlo a crecer sano. Y como en este...

  • Las secuelas emocionales del parto

    Toda la situación angustiante que atraviesa el bebé en el parto,  no resulta traumática ya que, en condiciones normales, es fácil y...

  • Control al nacer

    Entre las preocupaciones de los nuevos padres se destaca el temor por la salud de su hijo: ¿cuánto pesará?, ¿estará sano?, ¿tendrá algún...

  • Ya ha nacido

    Justo cuando parece que todo el esfuerzo ha sido recompensado, que el bebé está feliz en nuestros brazos, que todo ha pasado... surgen...

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta