Saber si al bebé le duele algo

A menudo, no es fácil reconocer si al bebé le duele algo. Algunos pediatras ingleses, después de observar a cientos de ellos, han enumerado cinco signos que pueden acompañar al llanto en caso de dolor.

Si el niño mantiene los párpados fuertemente cerrados; si se le forman arrugas por encima de las cejas o alrededor de los ojos; si aparecen pliegues profundos en torno a la boca y los labios y la lengua se convulsiona; si cierra los puños, presionando con fuerza los pulgares; si separa los deditos gordos de los pies… Son todos síntomas de sufrimiento.

Gritos en un tono desacostumbrado, sueño inquieto, reacciones extrañas, pupilas dilatadas, accesos de transpiración fuerte y pulso acelerado pueden ser también expresión de dolor. Pero solo el pediatra puede determinar con certeza cuál es la causa que lo provoca.

Para los padres es difícil, sobre todo los primeros meses, reconocer cuando su bebé siente algún dolor, aún no se diferencian completamente los sonidos y llantos que él hace. Esta situación puede ponerlos muy nerviosos a ambos, pero a quedarse tranquilo con un poco de atención pronto reconocerán cuando su bebé quiere decirles que algo le duele.

Escrito por | 30 de junio de 2012 con 0 comentarios.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta