Salir con un niño de 2 años

En compañía de un niño de dos años, cualquier salida, por breve y “sencilla” que parezca, ir a la farmacia de la esquina o a tomar un café a un bar cercano, puede terminar en caos si no se toman medidas preventivas. Ir con niños pequeños implica tardar el doble, estar siempre alerta y preparados para lo peor. Razón por la cual muchos padres evitan salir con sus hijos, salvo si es estrictamente necesario. Sin embargo, no se puede esperar que un niño se comporte adecuadamente en lugares públicos si nunca le damos la oportunidad de acompañarnos. Sólo si la salida promete ser caótica a priori (si se tiene mucho apuro o se va a un lugar donde sabemos de antemano que el niño lo va a pasar mal), es preferible buscar a alguien que se quede en casa con él.

Para que todo salga bien, hay que programarse con anticipación, en forma realista y flexible, sin pretender hacer muchas cosas en poco tiempo, ni cumplir a rajatabla un plan. Cuando se sale con niños, debemos mentalizarnos de que pueden surgir imprevistos que alteren lo proyectado.

Conviene emplear las primeras horas de la mañana, cuando están más descansados y dispuestos a colaborar. Las salidas deben ser cortas (nunca más de media jornada) y alterar al mínimo la rutina diaria. Los horarios de comidas y siesta deben respetarse; si un niño tiene hambre y sueño, es lógico que esté inquieto y se porte mal.

La preparación previa es indispensable: minutos antes de salir o en el trayecto, hay que decirle adonde vamos, para qué, cómo debe comportarse, etc. Las explicaciones tienen que darse sin apuro ni presiones, y con mensajes positivos sin poner en duda que el niño lo va a hacer bien. Al llegar, se le puede mostrar el lugar, describirle lo que vemos -los objetos, las personas, lo que hacen…- y darle las indicaciones oportunas (“hay que hablar bajito”, “no se puede correr”, etc.). Por supuesto, cuando estemos fuera de casa, no se lo debe perder de vista ni un solo instante.

Escrito por | 25 de junio de 2012 con 0 comentarios.
Etiquetas: , , ,
Lee más artículos sobre Niños y Primeros años

Artículos relacionados

  • Salir con niños pequeños

    Al salir con niños, por ejemplo de compras, para que se sienta partícipe, podemos darle pequeñas responsabilidades (que nos sujete la bolsa,...

  • Un día de picnic

    Salir a almorzar a un bosque o a un parque puede convertirse en una aventura superdivertida para los pequeños. Aunque a ellos lo que realmente...

  • Salir de compras con niños pequeños

    Hacer una lista escueta y precisa con todo lo necesario es un paso imprescindible antes de visitar cualquier comercio. Con niños pequeños, es...

  • Salir a comer con niños pequeños

    Elegir cuidadosamente el local y almorzar temprano son las claves para disfrutar de una agradable comida familiar. Cuando vamos a comer con...

  • Hacer trámites con niños pequeños

    Si hay que ir con niños al Banco, al correo o al abogado, evitemos las horas pico y armémonos de paciencia. Si la gestión se prevé larga, no...

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta