Seguridad en casa: la cocina

La cocina es uno de los ambientes más transitados de la casa, en especial cuando hay niños pequeños. Es por eso que hay que tener algunos cuidados diarios para así mantener la seguridad en el hogar.

Para empezar, es importante que el suelo no sea resbaladizo y que esté siempre limpio pues los pequeños gatean y tocan el piso en todo momento. Todas las superficies de trabajo deben estar bien iluminadas y hay que cuidar que las puertas de los gabinetes estén cerradas, en lo posible con pestillos a prueba de niños. Los cajones deben estar en las mismas condiciones para evitar accidentes domésticos.

El piso debe estar despejado y libre de objetos. Si se derraman líquidos hay que limpiarlos en forma inmediata. Aleje utensilios y elementos afilados de la encimera y de cualquier superficie que el niño pueda alcanzar. Cocine las ollas en los quemadores traseros de la cocina cuidando que las asas estén siempre hacia adentro para evitar que los niños las tomen.

No deje nunca un cazo hirviendo y deje al niño solo en la cocina. Evite los manteles y guarde las cerillas para que no las tome. Asegurese que los aparatos eléctricos tengasn cierres de seguridad. Aleje las bolsas de basura del alcance del niño así como cualquier otra bolsa plástica.

Escrito por | 19 de junio de 2010 con 1 comentario.
Etiquetas: , ,
Lee más artículos sobre Padres

Artículos relacionados

Comentarios

  1. Seguridad infantil en el salón - Crece Bebe - 19 de junio de 2010 | 17:47

    […] bien no hay tantos riesgos como en la cocina, cuando hay un niño pequeño en la casa es necesario estar atento para que los ambientes sean […]

Deja una respuesta