Síntomas del parto: la pérdida del tapón mucoso

La rotura de la bolsa de líquido amniótico es uno de los grandes indicios que nos permiten advertir que el trabajo de parto es inminente y pronto contaremos con un miembro más en la familia. Sin embargo, hay otra experiencia que también sirve como alarma y, de alguna manera, ayuda a las madres primerizas a advertir que es hora de acudir al hospital.

Hablamos de la pérdida del tapón mucoso. Esta sustancia se forma en la entrada del útero con la intención de proteger al bebé de las posibles infecciones producidas por los gérmenes que conviven en la vagina.

Sin embargo, a poco de parir, se produce su desprendimiento. Esto ocurre en el momento en el que el cuello del útero se dilata ya sea en forma parcial o total. Entonces se produce la expulsión de una sustancia espesa que puede ser transparente o bien presentar pequeños hilos de sangre o un color amarronado.

Lo más importante en estos casos es consultar con el especialista pues si bien en muchos casos la pérdida del tapón mucoso es un indicio de la cercanía del parto, esto no significa que ese parto se desarrolle en forma inmediata. En algunos casos, la expulsión se produce entre 7 y 14 días antes.

Una vez que el tapón se ha desprendido, se aconseja evitar los baños de inmersión y las relaciones sexuales dado que el útero no cuenta con esa protección que evita las infecciones.

Escrito por | 7 de febrero de 2010 con 0 comentarios.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta