Sopa de calabaza, rica y natural

Lograr que los niños incorporen alimentos saludables en su dieta no es tarea sencilla. Cuando son bebés todo parece sencillo y el futuro se asoma de color pero pasa el tiempo y hacia los dos años comienzan a rechazar los vegetales, una tendencia que continuará en muchos casos durante los siguientes años de vida.

Pero hay formas de que consuman verduras y es a través de recetas en las que los vegetales son procesados de tal forma que pierden su forma y en ocasiones su color.

Una receta infantil que repito una y otra vez es una sencilla sopa de calabaza, tan nutritiva como sabrosa y rápida de hacer.

Para ello necesitarás una calabaza de tamaño medio, medio vaso de nata y dos cebollas medianas.
Lo primero es poner en una olla con agua la calabaza cortada en rodajas y sin la cáscara. Luego pela las cebollas y córtalas en mitades. Lleva a fuego hasta que los vegetales estén cocidos. Si lo deseas, puedes agregar un caldo en cubo para dar más sabor.

Retira la olla y vierte el caldo en un recipiente. Pisa la calabaza con un tenedor y luego agrega parte del caldo y la nata. Procesa todo con la mini pymer y, en caso de que la sopa esté demasiado espesa, incorpora más caldo.

Salípimienta y agrega aquéllos condimentos de tu agrado. Sirve con queso rallado.

Escrito por | 29 de agosto de 2014 con 0 comentarios.
Etiquetas: , ,
Lee más artículos sobre General

Artículos relacionados

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta