Descansar durante el embarazo

¿Por qué llega la gestante a límites de “autoexigencia? No sólo los fantasmas del paro se unen en contra de un embarazo relajado y feliz. Muchas mujeres que “sólo” trabajan en casa, en vez de disfrutar de su estado, se convierten en verdaderas máquinas de hacer cosas. Nuestras pautas culturales la han acostumbrado a que en todo momento debe estar a la par del hombre. La igualdad de derechos, lamentablemente lleva a confundir igualdad con identidad. Por fortuna, hombre y mujer son diferentes y cada uno hace las cosas a su modo.

En consecuencia, ¿por qué no tomarse un respiro? ¿Por qué la casa debe estar tan pulcra como de costumbre, la comida a punto y la ropa impecablemente planchada y apilada en los estantes?

Como todos los ideales, también el ideal de “supermujer” o “super-embarazada” encierra sus peligros. Sería bueno que el embarazo vuelva a ser lo que antiguamente recibía el bonito nombre de “estado de buena esperanza”. Ello no significa que durante nueve meses la embarazada deba entregarse totalmente al ocio y no haga otra cosa que mirarse el ombligo. Gestar un hijo es un trabajo y como tal hay que tomarlo.

Para que el nacimiento se produzca con felicidad, es necesario prepararse desde los primeros momentos del embarazo. Además de los cambios alimentarios, tendrá que poner a prueba su imaginación para combatir el cansancio propio de ciertas modificaciones de orden físico. Por si fuera poco, será necesario que tome algunas vitaminas y hierro destinados a combatir la anemia del embarazo, otra de las causas del cansancio.

Escrito por | 23 de noviembre de 2010 | 0 comentarios
Embarazo.

Consejos para lidiar con el cansancio durante el embarazo

Durante el embarazo, y en especial en el primer y tercer trimestre, es muy común sentirse con mucho sueño y más cansada de lo habitual, En el post anterior vimos las posibles causas del esa fatiga excesiva. Los siguientes consejos pueden ayudarte a sentirte menos cansada durante el embarazo:

– Duerme siestas y haz pausas durante el día para descansar y para renovar la energía. Aprovecha tu hora de almuerzo en el trabajo o antes de la cena.

Vete a la cama temprano. Es posible que tengas que ajustar tus horarios e irte a la cama antes de lo habitual, sobre todo si te despiertas varias veces durante la noche. Acostúmbrate a “escuchar” lo que pide tu cuerpo, e irte a la cama cuando te lo pida. No te exijas a permanecer despierta por mantener tus costumbres.

– Evita levantarte varias veces durante la noche para ir al baño. Bebe suficientes líquidos temprano durante el día. No bebas nada durante dos o tres horas antes de acostarte. .Si con frecuencia sufres de acidez,
asegúrate de comer su última comida del día varias horas antes de acostarte. Estira suavemente los músculos de tus piernas antes de acostarte para ayudar a evitar los calambres en las piernas durante la noche que son comunes en el embarazo. (Leer más…)

Escrito por | 23 de mayo de 2009 | 5 comentarios
Embarazo y Salud.

Causas del cansancio durante el embarazo

Es común sentirse más cansada de lo normal cuando estás embarazada, especialmente durante el primer y tercer trimestre, cuando tu cuerpo está produciendo nuevas hormonas y se está preparando para el parto.
Los cambios físicos y psicológicos durante el embarazo pueden resultar estresantes mental y emocionalmente aumentando la sensación de fatiga.

Durante las primeras etapas del embarazo, tu cuerpo produce más cantidad de una hormona llamada progesterona, que puede hacer que te sientas débil y con sueño. Además, tu cuerpo produce más sangre para llevar nutrientes al bebé, causando más trabajo a tu corazón y otros órganos. Tu cuerpo también cambia la forma en que procesa los alimentos y nutrientes. Todos estos cambios son estresantes para el cuerpo y pueden conducir a la cansancio.

La fatiga puede ser también un síntoma de anemia, especialmente la anemia por deficiencia de hierro, que afecta a cerca de la mitad de las mujeres embarazadas. Tu cuerpo necesita hierro para crear hemoglobina, la sustancia en los glóbulos rojos que les permite transportar oxígeno a los tejidos y a tu bebé. Tus necesidades de hierro aumentan durante el embarazo debido a las necesidades del bebé, al aumento de la cantidad sangre producida por el cuerpo y a la pérdida de sangre que se produce durante el parto.

La fatiga puede ser un síntoma de anemia, especialmente si también tienes estos síntomas:

• te quedas sin aliento
• sientes palpitaciones del corazón
• debilidad
• piel pálida
• mareos

En el próximo post te daremos algunos consejos que te ayudarán a disminuir el cansancio durante el embarazo.

También puede interesarte:

¿Cómo cuidar la higiene bucal durante el embarazo?

La moda para la mujer embarazada

Beneficios de hacer ejercicio durante el embarazo

Vía / Parenthood

Escrito por | 22 de mayo de 2009 | 2 comentarios
Embarazo y Salud.