Riesgos de mantener el hábito de succión

Ambas teorías que fueron explicadas en el post anterior intentan explicar el mantenimiento del hábito de succión no nutritiva (SNN) por un factor adaptativo. La teoría psicoanalítica sugiere que con la madurez, los niños pierden sus hábitos autoeróticos previamente asociados con las zonas erógenas primitivas. Así, se calcula que la mayoría de ellos cesa la SNN en forma temprana en su proceso de desarrollo (hacia los 3 años).

Este concepto sostiene el punto de vista de algunos autores, acerca de que los niños que persisten en la SNN después de la primera infancia tienen algún trastorno psicológico. Debido a que la digitosucción, de acuerdo con la teoría psicoanalítica, representa una forma de manejo de la ansiedad por el niño, su abrupta interrupción podría ser dañina para su desarrollo emocional normal.

Además, tal tratamiento podría ocasionar la sustitución del síntoma (la SNN) por otra conducta. Al parecer, en la mayoría de los casos el problema subyacente es resultado de un incremento agudo en el nivel de estrés y ansiedad. En forma coincidente, uno de los signos evidentes del intento del niño de manejar el incremento de ansiedad es la succión sostenida de los dedos. Por lo tanto, es tarea de los pediatras observar a los pacientes con hábitos de SNN, para detectar posibles trastornos psicológicos.

Las investigaciones mostraron que el hábito prolongado de succionar el pulgar puede tener efectos significativos sobre el desarrollo odontofacial. Si el hábito de SNN persiste hasta los 9 años y luego se detiene, pueden esperarse algunas correcciones espontáneas de los efectos odontofaciales. Esta corrección espontánea tiene lugar principalmente durante el primer año posterior a la cesación del hábito.

Escrito por | 24 de agosto de 2011 | 0 comentarios
Bebés y Niños y Primeros años.