Cirugía prenatal para la espina bífida

Hemos hablado en crecebebe del problema de la espina bífida en el bebé y la importancia del ácido fólico al respecto, así de como tratarla luego de que el bebé ha nacido, pero recientemente  se ha indicado que la mejor forma de subsanar este problema es hacerlo dentro del útero materno.

Para ello se realiza un cirugía, que debe ser antes de la semana 26 de embarazo, resultando sumamente satisfactoria. Las comparaciones entre aquellos niños operados antes de nacer y quienes fueron operados tras el parto muestra excelentes resultados de realizar la cirugía prenatal. Los estudios se han realizado desde el año 2003 y ha quedado en evidencia que es la mejor solución a la mal formación de espina bifida, por lo que ya no se esperará al nacimiento para realizarla.

Debemos insistir en que para evitar el hecho de que el bebé desarrolle este problema basta con tomar ácido fólico por lo menos en los primeros meses del embarazo, si es posible antes de la concepción.

Escrito por | 15 de febrero de 2011 | 0 comentarios
Salud.

El recién nacido con espina bífida

El embrión con el problema de la espina bífida seguirá creciendo, pero siempre con un defecto en un punto de su espalda y, cuando el bebé nazca, el problema arrastrado desde antes del primer mes de gestación se hará evidente.

El mielomeningocele se acompaña de un defecto cutáneo en la espalda: hay falta de piel y la zona está bordeada lateralmente por las prominencias óseas de los arcos vertebrales no fusionados. El mielomeningocele suele estar cubierto por una membrana transparente cuya cara interna se adhiere generalmente al tejido neural. Por lo general, esta anomalía se ubica debajo de la cintura (región lumbosacra), pero puede aparecer en cualquier lugar de la columna vertebral. Cuanto más cercana al cerebro esté situada, más grave será.

El líquido cefalorraquídeo que se forma en el interior del cerebro drena por el centro del canal medular. En los primeros momentos, la circulación no se ve ..alterada en estos niños, pero a medida que van pasando las horas, después del nacimiento, las membranas por las que pasa dicho líquido se van desecando y pierden progresivamente su permeabilidad. Si esto no se corrige quirúrgicamente, el líquido tiende a acumularse hasta formar un gran saco.

La lesión se ve desde afuera como un globito enrojecido parecido a una media cereza sin piel. Si el globito está formado de médula desnuda, los médicos la llaman mielocele (palabra griega que significa “saquito de médula”), y si está formado de médula cubierta de membranas, se denomina mielomeningocele (que significa “saquito de médula con sus membranas”) y que es menos grave que la anterior.

Escrito por | 5 de enero de 2011 | 0 comentarios
Bebés.

¿Qué es la espina bífida?

Uno de cada mil niños nace con este problema. Se trata de una alteración que requiere atención y cuidados médicos, pero sobre todo mucho afecto y esfuerzos de integración.

Espina bífida significa “abierta en dos”. La espina es la parte saliente que tienen las vértebras y que podemos sentir si palpamos la línea media de la espalda. En el interior de los cuerpos de estas vértebras, desde la nuca hasta el coxis, se encuentra la médula espinal. Este cordón de sustancia nerviosa baja desde el cerebro y deja salir, a lo largo de su recorrido por los orificios vertebrales ubicados a derecha e izquierda, ramilletes de fibras que forman los nervios que se dirigen a los brazos, las piernas, el diafragma y a la mayoría de los órganos o tejidos de todo el cuerpo.

En los seres humanos, el primer signo de desarrollo del tejido nervioso aparece alrededor del veinteavo día de gestación, cuando una depresión especial, el surco neural, se define en la porción dorsal del embrión. En pocos días, esta depresión se hace más profunda y sus dos márgenes se oponen y se fusionan. El día veintitrés de la gestación se completa el tubo por donde discurrirá la médula espinal, dejando una abertura en cada extremo (anterior y posterior). El defecto en el cierre del extremo posterior produce espina bífida y mielomeningocele (salida de la médula y sus membranas por el orificio vertebral).

Escrito por | 4 de enero de 2011 | 0 comentarios
Concepción.