Estrías durante el embarazo

Temidas por la mayoría de las embarazadas, las estrías representan un problema estético frecuente que afecta cerca del 90 % de las gestantes. Si no te cuidas, las cicatrices quedan para toda la vida. Entonces el mejor remedio es la prevención.

Las estías son más frecuentes en el primer embarazo y sugen en el segundo o tercer trimestre. Los lugares más propensos son los senos, la barriga, las caderas, las nalgas y la espalda (en la región lumbar) y hasta pueden aparecer en las axilas. Son las áreas con más gordura y que aumentan sus medidas con más facilidad. Cuanto más jóven, mayores son  las chances de tener estrías, las adolescentes tienen un alto riesgo de desarrollarlas y tener la piel flácida después del embarazo. Las fibras de elastina y colágeno (reponsables de la firmeza de la piel) que están en la dermis, pueden no acompañar el aumento del volumen corporal, rompiendose. Por lo tanto debes estar atenta a los kilos demás durante la gravidez. Otro factor que colabora es la alteración hormonal, ya que hay una superproducción de estrógeno, que interfiere negativamente en la fabricación de colágeno y elastina. Además existe una tendencia genética hereditaria.

Las estrias son una respuesta al estiramiento cutáneo. El tejido que reviste el cuerpo está compuesto por la epidermis y la dermis. Es en la dermis, la capa más profunda, que se localizan las fibras de elastina y colágeno, responsables de la fimeza de la piel. Cuando esas fibras se rompen, forman una especie de cicatriz. Son lesiones lineales y largas y pueden alcanzar algunos centímetros de largo. Son simétricas y paralelas y sugen varias al mismo tiempo. En principio tienen apariencia rosada o rojiza, por causa del sangrado interno. Existen tratamientos indicados por un especialistas que pueden hacerlas desaparecer completamente en esta etapa. Pero lo mejor y más moderno son los lásers. Si no le prestas atención y las dejas evolucionar cambian a un color violáceo y se alargan siendo más dificil evitar su expansión pero aun es posible tratarlas. Pero cuando se tornan blancas, están cicatrizadas y la ya no se produce más melanina en esa zona. Por lo tanto ni el bronceado va a esconderlas. Lamentablemente esas estrías que están allí hace más de dos años, no tienen cura, pero pueden ser mejoradas con algun tratamiento.

También puede interesarte:

Cosméticos en el embarazo

Embarazo: riesgos en mujeres con sobrepeso

Ejercicios en el embarazo

Vía  / Bolsa de Mulher

Escrito por | 28 de agosto de 2009 | 6 comentarios
Embarazo y Padres y Salud.