Procedimientos de fecundación artificial

En el procedimiento conocido como GIFT se induce una superovulación, se punzan los ovarios por vía vaginal bajo control ecográfico, se colocan en un catéter los óvulos obtenidos junto a espermatozoides concentrados, y luego se introducen en las trompas de Falopio mediante el empleo de laparoscopía, procedimiento que permite ver dentro del abdomen a través de una suerte de telescopio de reducido diámetro que se introduce por una mínima incisión en la cicatriz umbilical. Por supuesto, que este mecanismo requiere que las trompas estén sanas.

En el PROST se procede de igual manera, pero antes de colocar el material en las trompas, se deja que los espermatozoides fertilicen a los óvulos en un disco de ensayo guardado en una estufa computarizada. Sólo cuando se producen los embriones, éstos son transferidos a las trompas. Esta técnica permite comprobar que existe fecundación .

En el FIV los embriones obtenidos de manera similar a la antes descripta son colocados (transferidos) al interior del útero. Es empleada cuando las trompas están dañadas. Algunos centros aceptan la donación de espermatozoides o de óvulos, cuando los óvulos maternos son deficitarios o la paciente presenta menopausia precoz.

Escrito por | 1 de junio de 2010 | 0 comentarios
Concepción y Embarazo.

Fecundación artificial

La ciencia avanza a pasos de gigante en la lucha contra la esterilidad. Parejas que, de modo natural, no hubieran tenido la posibilidad de gestar un hijo, se convierten en padres de forma casi milagrosa. Las técnicas de fertilización asistida son varias: la más sencilla consiste en inducir la superovulación (liberación simultánea de más de un óvulo) mediante la administración de hormonas hipofisiarias. También existen métodos más complejos -GIFT, PROST, FIV-, pero la aplicación de uno u otros depende de las necesidades de la pareja.

La especie humana es la que más dificultades tiene para la reproducción. Basta considerar que de cada cien embarazos reales que ocurren, cincuenta se abortan inadvertidamente antes o junto a la menstruación. De los cincuenta que quedan y son diagnosticados como tales, el 15% habrá de abortarse antes del cuarto mes. La mayoría de quienes avanzan en este revolucionario campo de la ciencia lo hacen guiados por su vocación en el área de la esterilidad conyugal, teniendo por objetivo lograr que muchos matrimonios puedan concretar el deseo común de casi todos los seres humanos de tener hijos.

Cómo se realizan estas técnicas

En 1985 el equipo dirigido por el Profesor Roberto Nicholson logró el primer embarazo por fertilización in vitro que culminó en un feliz nacimiento. Poco después el equipo del doctor Donadío, en San Pablo, producía el segundo nacimiento en América latina.

Las técnicas de fertilización asistida son varias. La más sencilla consiste simplemente en inducir la superovulación (liberación simultánea de más un óvulo) mediante la administración de hormonas hipofisiarias. En orden de complejidad creciente le sigue la inseminación intrauterina, esto es, la colocación dentro del útero de un concentrado de espermatozoides. Algunos proponen el empleo de semen de donante cuando el del marido es de poca capacidad fecundante. Por último quedan las de alta complejidad: GIFT, PROST Y FIV, que explicaremos brevemente en el próximo post.

Escrito por | 27 de mayo de 2010 | 1 comentario
Embarazo y Infertilidad.