Papeles Pintados infantiles

La conocida marca PaperBoy, dedicada al diseño de papeles pintados, se ha preguntado cómo es que se mueven los animales y qué sucede dentro de ellos para lograrlo, con esta cuestión crearon una línea de papeles pintados para la habitación del niño. Tal cual como si se utilizara una máquina de Rayos X se han descifrado los secretos del movimiento animal obteniéndose este particular papel tapiz.  Resultará realmente entretenido para los niños observar a todos estos animales.

Además de poder ver elefantes, gallinas, jirafas, canguros, entre otros, también existe la posibilidad de adquirir papeles pintados que describan una aventura como por ejemplo la que ofrece la colección  “ere be drangons”, en la que se puede seguir las peripecias de un niño que se mueve junto a los dragones en un mágico mundo. Sigue a este niño en sus aventuras y descubre por qué se ha metido en problemas!

Para encontrar otros diseños tan entretenidos e informales como estos para la decoración de la habitación infantil puedes visitar la web oficial de PaperBoy, encontrarás una gran variedad de diseños y colores.

Escrito por | 25 de julio de 2012 | 0 comentarios
Muebles y decoración.

Cojines infantiles

La decoración del cuarto infantil es algo que nos gusta mucho hacer a las mamás, siempre estamos atentas a los nuevos productos y a los diseños originales, como por ejemplo los de estos cojines infantiles de Bibu. Como podrán observar en la imagen son bien coloridos y aunque los diseños son simples son muy originales. Además de objetos decorativos son útiles como cojines y como peluches, el pequeño podrá jugar con ellos.

Como el resto de productos Bibu, son excelentes objetos de decoración, recordemos que es una marca que se dedica a artículos de decoración para el hogar, con excelente estilo. Originalidad y arte moderno se conjugan, junto con la inspiración de la naturaleza, para obtener estos artículos tan particulares.

Los colores llamativos harán que no pasen desapercibidos en la habitación infantil, captanto la atención no solo de los niños, por su diseño, sino de quienes los visiten. Además de coloridos y alegres podrán combinarse con diferentes estilos de decoración. Si quieres conocer más detalles sobre dónde adquirir estos fantásticos cojines puedes visitar el siguiente enlace.

Escrito por | 25 de julio de 2012 | 0 comentarios
Muebles y decoración.

Lámpara Carrousel Barbapapa

Pabobo es la marca de esta preciosa lámpara carrousel Barbapapa, es la responsable de varias lámparas y luces nocturnas para la habitación infantil.  En particular les mostramos esta que tiene a toda la familia Barbapapa, pero también las hay solamente con la forma del clásico personaje, en rosa o celeste.

Puede colgarse en la pared o apoyarse ya que posee un soporte especial para la pared, y no sólo ilumina, pues posee la capacidad de proyectar sus imágenes en la pared de la habitación sin la necesidad de un motor. Este último detalle es importante porque descarta los sonidos que pueden llegar a ser molestos en el silencio de la noche.

La habitación se transformará con las bonitas luces que la lámpara emite y es segura para el uso de los pequeños.  La lámpara Carrusel Pabobo ha recibido el Designpreis Deutschland 2010, que es el  premio más  importante de Alemania en lo que a diseño se refiere. Además recibió el Label de l’Observeur del diseño 2009

Sus medidas son 16x16x19.5 cm y su precio ronda los 50 euros en las tiendas de artículos para el bebé. Pueden visitar la web de Pabobo para conocer más detalles sobre esta y otras lámparas.

Escrito por | 30 de abril de 2012 | 0 comentarios
Muebles y decoración y Ropa y accesorios.

Arreglos en la habitación del niño

En la habitación de los niños se deben solucionar problemas de diversa naturaleza: funcionales, psicológicos, de comunicación y de expresión, que conciernen a la personalidad del niño.

Los elementos de integración

En este caso son múltiples las posibilidades de obtener los resultados más variados eligiendo elementos particulares y caracterizados de por sí, o bien combinándolos de forma original, o arrimándolos a los elementos fijos siguiendo unas combinaciones particulares.  Cuando se compren, se deberán estudiar bien sus características, para elegirlos de modo que se tenga la certeza de que se puedan coordinar coherentemente, para que la heterogeneidad o la redundancia de su presencia no tenga una influencia negativa sobre el conjunto.

Un ambiente claro y tranquilo

Debemos organizar el ambiente del pequeño en tonos claros y luminosos, pudiendo constar de colores diversos, pero sin ser agresivos, ni contrastantes, ni exgeradamente fuertes, para que no reciba estímulos demasiado violentos. Cuidaremos de que esas superficies de colores sean nítidas, definidas, precisas, sin efectos complicados o ambiguos para el uso práctico y mental que el niño hará de ellas.

Su lógica de relación se fundamenta en esquemas simplificados, por lo que se apoyará en los planos horizontales y en los verticales, en las superficies en las que pueda colgar o colocar objetos, jugar, dibujar, a fin de que esas superficies y referencias que le rodean le parezcan, de forma inequívoca, sencillas y perceptibles.

Escrito por | 11 de abril de 2012 | 0 comentarios
Muebles y decoración.

Iluminación en la habitación infantil

La calificación del espacio destinado al niño depende esencialmente de los recorridos que se establecen entre los diversos centros de atención y de interés, a los que el niño se refiere cuanto utiliza su espacio. Por consiguiente, serán continuos, lineales, lógicos, porque puede complicarlos espontáneamente con una serie de movimientos imprevistos, repetidos, cruzados.

Responde igualmente a este criterio la elección de la situación y de la calidad de la iluminación artificial. Es mejor suprimir las lámparas de luz concentrada, que deslumhra, así como las fluorescentes, que no están adaptadas a la sensibilidad del niño.

Es preferible optar por un tipo de iluminación suave y difusa, que se extienda por todo el ambiente, de la forma más parecida posible a la luz natural, que acentúe la sensación de continuidad física del ambiente.

Se evitarán los contrastes excesivos entre la superficie iluminada y la penumbra circundante, que se dan con las fuentes luminosas focales.

La iluminación integradora estará relacionada con el recorrido o con la iluminación directa diurna, de la cual conviene que el niño no se aparte mucho, para que no sufra una alteración imprevista de las condiciones ambientales a medida que pasan las horas.

La sensibilidad de los niños a las luces es tan grande que no sólo da sentido y significado a los colores y a las superficies, sino que también define las relaciones de profundidad, distancia e, incluso, de medida de los objetos. Son, pues, estas luces un vehículo de experiencias sensoriales e intelectuales, que contribuyen favorablemente a la formación de la personalidad.

Nunca se debe infravalorar la función de la iluminación; no hay que recurrir, exclusivamente, a las soluciones simplificadas que se basan en los esquemas funcionales derivados de una lógica indiferente de la disposición del alojamiento, como colocar el punto de luz central en el techo de la habitación. Tampoco conviene dejarse fascinar por la publicidad de lámparas bien diseñadas pero que no suelen estar adaptadas a los cuartos de niños.

Las fuentes de luz de la habitación del niño se deberán situar en función de una razón precisa. Junto al punto de luz general que difunde una luz armoniosa en toda la estancia, colocaremos luces integradoras que deberán coincidir con los puntos de mayor interés de la habitación, donde se necesita una iluminación más intensa, como el plano de trabajo, de juego, o el de las actividades en las que se use más la vista.

Escrito por | 10 de abril de 2012 | 0 comentarios
Muebles y decoración.

Los materiales y los colores en la habitación del niño

Para escoger unos materiales bien adaptados a la habitación del pequeño se preferirá, en general, aquellos que cumplen con las necesarias condiciones de resistencia y seguridad. Se evitarán especialmente las superficies frías (piedra natural, mármol, cerámica, paneles metálicos, etc.) o peligrosas en sí o al paso del tiempo (las que se astillan, en las que se acumula el polvo, las que son químicamente nocivas, etc.).

Seleccionaremos, pues, materiales cálidos y agradables, ya que el niño tendrá tendencia a utilizar indiferentemente todas las superficies disponibles, y se pondrá a menudo a escribir y a dibujar en el suelo… después de haber amontonado los juguetes en la mesa. El disponer realmente de todas las superficies de la habitación es también indispensable para garantizar al niño el contacto con el “terreno”. Ese indefectible instinto “animar’ de aprendizaje hace que el pequeño sienta como “suyo” el suelo y las paredes de cualquier ambiente y más aún los de su propia habitación.

En cuanto a los accesorios, es casi infinita la gama de materiales y colores con que se presentan.  No obstante, será muy importante coordinar en cada caso, por ejemplo, las características de las cortinas con las del cubrecama, las de las alfombras con las de las esteras, en función también del resto de los elementos del mobiliario, armonizando e integrando los diversos caracteres de los accesorios respecto a las propiedades del conjunto de la habitación, ya sea teniendo en cuenta su luminosidad o sus dimensiones. Incluso las lámparas y los cestos y cajones varios deberán escogerse de tal forma que, a la vez que respondan funcionalmente a las necesidades, permitan caracterizar las diferentes zonas de la habitación.

Escrito por | 21 de diciembre de 2011 | 0 comentarios
Muebles y decoración.

Habitaciones infantiles difíciles de ambientar

Además de los criterios que hemos mencionado en anteriores post de una forma generalizada, hay otros que son útiles porque conciernen a aspectos mucho más concretos y objetivos, si bien aparentemente son banales. No se puede uno imaginar que cualquier criterio sea aplicable, sin más, a habitaciones que reúnen condiciones frecuentemente diferentes y que presentan unas situaciones determinadas.
Cuando la estancia es irregular.

En el caso de un recinto muy irregular, se deberá atenuar la discontinuidad del mismo (por ejemplo, columnas en medio de las paredes, tabiques de separación interna, o cualquier otro tipo de irregularidad que se debe a la construcción).Se intentará conseguir una superficie uniforme.

Cuando tiene poca luz. Si la habitación tiene poca luz, se deberán cubrir las superficies con materiales de colores que absorban menos la luz, y que, por el contrario, la reflejen; que sean claros, luminosos, de alto rendimiento lumínico incluso en presencia de poca luz.

Escrito por | 14 de octubre de 2011 | 0 comentarios
Muebles y decoración.

Colores neutros para la habitación infantil

Entre los materiales y los colores existen unas relaciones complejas ligadas así mismo a las características del mobiliario. En general, no se pueden separar de la elección de los objetos (muebles y complementos! a los que se aplican. Intentaremos destacar algunos de los criterios que permiten una buena orientación hacia las diferentes soluciones al problema.

Materiales y colores “neutros”. Un criterio para la decoración del cuarto infantil,  al que podríamos llamar “neutro”, dispone y combina conjuntamente materiales uniformes y colores tenues para garantizar, de esa forma, una neutralidad en el ambiente, casi como un fondo que no invada demasiado las múltiples variaciones del espacio que introduce el niño, y que constituyen el paisaje de colores de sus juegos.

La elección de colores “neutros” permite poner de relieve a cualquiera de los elementos de esa composición libre, y subraya la importancia de defender la personalidad en la formación de los espacios excesivamentes caracterizados y de la invasión de los mensajes exteriores.

Escrito por | 26 de septiembre de 2011 | 0 comentarios
Muebles y decoración.

Colores naturales para la habitación infantil

Un criterio de decoración para la habitación del niño, al que podríamos calificar de “natural“, contempla todas las superficies, los muebles y las estanterías, antes que como puro color, como material. El acabado y el color no se distinguen uno del otro, sino que coinciden con la naturaleza del material que se haya utilizado.

Así, la madera se utilizará con sus propias características, sin ningún tratamiento que la cubra, ni siquiera barnices de color; o se usará el acero inoxidable, brillante o satinado, que conservará siempre su naturaleza de metal, diferenciada de los demás materiales presentes en el mobiliario. Y no hablemos de las alfombras, los tejidos y telas desgastadas, que conservan todas las características auténticas de un material que no ha sido sometido a tratamientos artificiales. Así, la lana, el algodón, el cáñamo o el lino se usarán en función de sus propias calidades expresivas, revelando, por consiguiente, el color, la trama y la textura típica de su composición natural.

Este criterio permite obtener un ambiente ligado a las sensaciones directas, espontáneas, donde el niño percibe conjuntamente superficies y colores como informaciones sensibles de las cosas. Así aprende a distinguir la madera del hierro y del tejido, y aumenta su capacidad selectiva y distintiva. Se elimina toda posible confusión entre materiales y sustancias diversas, que a menudo se cubren con un mismo color, y se enriquece el paisaje que observa el niño con unas presencias naturalmente variadas.

Escrito por | 25 de septiembre de 2011 | 0 comentarios
Muebles y decoración.

Colores compuestos para la habitación infantil

Un criterio de decoración de la habitación infantil, al que podríamos calificar de “compositivo“, tiende a elegir y componer los elementos principales, secundarios y accesorios de tal forma que se consiga un ambiente significativo, cargado de mensajes determinados y precisos, en los que la personalidad en formación se encuentra culturalmente situada y del que pueda recibir los “valores” del entorno cultural al que pertenece.

Son muchas las aplicaciones del criterio “compositivo”. En algunos casos se incluyen piezas de anticuario como elementos de la mayor importancia bajo el punto de vista de su significado cultural.

En otros casos, se escogen unos muebles principales y otros secundarios tales que se crea una fuerte caracterización ambiental, partiendo de la convicción de que la personalidad del hijo se refuerce al contacto con un contexto significativo y resistente.

Es un criterio que fija las relaciones entre materiales y colores; no solamente entre los muebles principales, sino también entre los elementos secundarios y los accesorios, considerándose todos ellos como elementos de diferente importancia, pero de tal naturaleza que resuelven en su conjunto la composición final, pues cada uno de ellos desempeña un papel bien preciso en el interior de ese ambiente determinado. Y la elección de los materiales y los colores viene a coincidir con la elección “compositiva” global. De hecho, es difícil distinguir dicho aspecto de otro tipo de elección más general, el cual tiene en cuenta, principalmente, la naturaleza y el tipo de piezas de todos los demás elementos que constituyen el cuadro “compositivo”.

Escrito por | 25 de septiembre de 2011 | 0 comentarios
Muebles y decoración.

Artículos más antiguos »