Los niños que no prestan atención

No escuchan lo que se les pide, en el colegio se distraen y no se pueden quedar quietos: el déficit atencional en la infancia es un problema que debe diagnosticarse y tratarse para que los niños puedan mejorar su rendimiento. Todos los niños se distraen con facilidad, sin embargo, el déficit atencional, como lo diagnostican los expertos, se manifiesta a través de ciertos síntomas. Estos son los principales.

• Fallas de atención en, por lo menos, dos lugares (puede ser en el hogar, en la escuela o en el grupo social). Estas conductas suelen presentarse antes de los siete años y tener más de seis meses de existencia.

• Los niños con déficit atencional pueden manifestarlo a través de la hiperactividad (les resulta muy difícil quedarse quietos, hablan excesivamente, no pueden quedarse sentados, etc.) o a través de un permanente estado de ensoñación.

• No siguen las instrucciones que se les imparten.

• Evitan las tareas que requieren esfuerzos y descuidan sus actividades diarias.

• No terminan lo que empiezan, cambian de una actividad a otra dejando abandonadas tareas que abordaron con entusiasmo.

• Pueden ser impulsivos y poco tolerantes ante la frustración.

Escrito por | 10 de octubre de 2011 | 0 comentarios
Sin categoría.