Accidentes comunes de los niños

Prevenir los accidentes que pueden sufrir los niños es uno de los cuidados básicos que debe preocupar a los padres. Nunca está de más indicar las posibles fuentes de riesgo, y cómo actuar para mantenerlas lejos del alcance de los niños.

Todos los niños son propensos a sufrir accidentes de distinto tipo porque no han alcanzado a desarrollar todas sus facultades potenciales y son inmaduros en cuanto a habilidad, inteligencia, experiencia y juicio. Cuando los niños son muy pequeños, a estos factores se suman, además, la torpeza motriz y la falta de reflejos adecuados.

Las lesiones más comunes son las causadas por quemaduras, escaldaduras, heridas, traumatismos, intoxicaciones, descargas eléctricas, picaduras y accidentes de tránsito, que en los países desarrollados son la principal causa de mortalidad en niños mayores de 1 año.

Los tipos de accidentes varían según la edad: el lactante está más propenso a sufrir sofocaciones. A medida que crece, lo más frecuente son las caídas, las quemaduras y las intoxicaciones, sobre todo en el deambulador de 1 a 3 años. El niño preescoiar y escolar, que sale más a menudo de su casa, está más expuesto a sufrir accidentes por ahogamiento, caídas o accidentes de tránsito. En el niño mayor las posibilidades se ven aumentadas por el manejo de bicicletas, motos y automóviles.

A veces los padres contribuyen a crear situaciones peligrosas. Un niño que debe desenvolverse en un ambiente que no está preparado para niños sino para adultos, se ve exigido por encima del límite de su capacidad infantil. En ambientes adecuados, los niños no pueden intentar realizar actos que sobrepasen sus posibilidades. En algunas familias, los accidentes se manifiestan en forma repetida y aun es posible que el niño sufra varias veces el mismo tipo de accidente. Generalmente, esto es la expresión de un trastorno familiar subyacente, que es necesario investigar.

El niño posee escasa experiencia para interpretar los datos que en forma continua llegan a su mente, que, por otra parte, puede concentrarse sólo en una cosa por vez.

Escrito por | 5 de agosto de 2011 | 0 comentarios
Sin categoría.

Seguridad infantil: Asesoramiento pedagógico para niños

La salud de los niños es una de las mayores preocupaciones de los padres, sobre todo de aquéllos que son primerizos. Más allá de los virus y bacterias que pueden afectarlos, hay objetos que a primera vista parecen inocentes y que pueden resultar una amenaza para los peque.

Entre ellos están los juguetes, que no siempre cumplen con las normas de seguridad requeridas. En caso de dudas, quizá os ayude saber que podéis acudir al servicio de asesoramiento pedagógico de Eroski quienes se ocupan de informaros sobre los distintos productos.

Con sólo enviar un mail a [email protected] recibiréis ayuda y consejos a la hora de elegir los juegos.

Puede interesarte: Seguridad de los niños: precauciones a la hora de elegir los juguetes

Escrito por | 24 de diciembre de 2008 | 2 comentarios
Sin categoría.

Los niños y su seguridad: de 6 a 12 meses

A mayor edad, mayor independencia. Si a los dos o tres meses un bebé apenas puede realizar movimiento básico a medida que pasa el tiempo consigue más y más autonomía.

Es por eso que cuando el bebé tiene entre 6 y 12 meses los padres deben estar atentos y tomar las precauciones necesarias para que el hogar no se transforme en un campo minado. A esta edad los niños comienzan a desplazarse en forma independiente y buscan experimentar con nuevas texturas y objetos.

Es por eso que se recomienda:

. no dejar cacerolas o jarros con contenidos calientes en los bordes de la mesa o en la cocina.
• no utilizar manteles o carpetas pues pueden tomarlos y tirar de ellos arrojando los objetos al suelo.
• prestar especial atención a los enchufes. En su experimentación es común que los toquen. Lo mismo sucede con los cables.
• proteger ventanales y balcones con redes o defensas.
• no dejar sillas o muebles cerca de las ventanas pues pueden treparse a ellas.
• en caso de escaleras, colocar una protección en los accesos.
• Al trasladarlo en coche, deben viajar en una silla para niños que se fije al asiento.

Puede interesarte:
Los niños y su seguridad: de 0 a 3 meses
Los niños y su seguridad: de 3 a 6 meses

Vía: Babysitio

Escrito por | 16 de diciembre de 2008 | 1 comentario
Sin categoría.

Los niños y su seguridad: de 3 a 6 meses

Cada etapa tiene sus alegrías y sus problemas y así es como si entre los 0 y los 3 meses debemos prestar especial atención a la manera en que duerme nuestro bebé o bien como se realiza el baño diario entre los 3 y los 6 meses las precauciones varían ya que los niños comienzan a ganar autonomía y así es como ahora ya pueden girar y comienzan a llevarse objetos a la boca en su particular forma de conocer el mundo que los rodea.

Una vez más las precauciones están en el centro de la mira y son los padres los que deben prestar atención a los detalles más mínimos para evitar problemas de seguridad.

Además de cuidar la posición al dormir se recomienda:

– evita dejarlo solo en lugares en donde pueda caerse pues a estas alturas los bebés tienen fuerza suficiente como para moverse ligeramente.

– Alejar los objetos pequeños del alcance de los niños objetos. Como decíamos, es común que en esta edad se lleven todo a la boca por lo que podrían tragarse este tipo de objetos.

– A la hora de elegir los juguetes, optar por aquéllos que contengan piezas pequeñas o bien desmontables.

Puede interesarte: Los niños y su seguridad: de 0 a 3 meses

También:

Juguetes riesgosos para los niños, Que juguetes comprar

Vía: Babysitio

Escrito por | 15 de diciembre de 2008 | 3 comentarios
Sin categoría.

Los niños y su seguridad: de 0 a 3 meses

Uno nunca pensaría que dentro del hogar y bajo el estricto cuidado de los padres los bebés y niños pequeños pueden sufrir accidentes. Sin embargo, las estadísticas indican que durante los primeros años de vida los mayores riesgos se dan puertas adentro y debido a inocentes situaciones sobre las que uno jamás dudaría.

La primera etapa de los bebés es clave pues durantes esos meses hay que tomar hasta los recaudos más esenciales y lógicos pues los recién nacidos son seres completamente vulnerables que aún no han desarrollado las defensas suficientes como para sobrellevar las pequeñas amenazas de la vida fuera del útero. Si bien aún no tienen la autonomía como para moverse en forma independiente, los objetos que los rodean pueden ser una amenaza en sí mismos, aún cuando no puedan acceder en forma directa a ellos.

Es por eso que entre los 0 y los 3 meses se recomienda:

– Verificar que la cuna sea un lugar seguro y ubicarla en un sitio sin posibles riesgos.

– No tapar la cabeza del bebé con mantas pesadas.

– Recostarlo boca arriba o acostado en uno de los laterales al momento de dormir.

– Controlar la temperatura del agua al bañarlo para evitar quemaduras.

– A la hora de los traslados en coche, sujetar su moisés con el cinturón de seguridad en el asiento trasero del vehículo y ubicar al bebé dentro. Lo ideal es evitar los traslados en los brazos de una persona aunque si ese es el caso, la persona debe sentarse en el asiento trasero.

Puede interesarte: Dormir bebés y niños desde un principio

Vía: Babysitio

Escrito por | 15 de diciembre de 2008 | 3 comentarios
Sin categoría.

Seguridad para niños: accesorio para mantener las puertas abiertas

No es la primera vez que hablamos de la seguridad de los niños. Aunque parece un cuento de terror, lo cierto es que en los primeros años de vida el hogar se transforma en la principal amenaza para los peques. ¿La razón? Sus manos inexpertas y ya ágiles lo tocan todo en busca de distintas sensaciones.

La cuestión parece ser la siguiente: a mayor independencia, mayores precauciones. El mercado ofrece una variedad de dispositivos y sistemas para mantener la seguridad en el hogar y este pequeño accesorio no es la excepción.

Sin grandes pretensiones aunque con una sólida efectividad este Protege Dedos de Chicco evita que los niños queden atrapados cuando las puertas se cierran o bien cuando ellos las cierras sin poder luego abrirlas. El accesorio no es otra cosa que un sujetador de puertas de plástico y con forma de oso que se coloca en la parte alta de la hoja para así mantenerla abierta siempre. Debéis colocarla en la parte alta para evitar que los niñitos las puedan quitar y así se las lleven a la boca.

Puede interesarte: Seguridad para niños: cierres para muebles y cajones

Vía: Chicco

Escrito por | 15 de diciembre de 2008 | 3 comentarios
Sin categoría.

Seguridad para niños: cierres para muebles y cajones

Hay niños de 1 año de edad que ya caminan y los que aún no lo hacen es común que igual se muevan en forma independiente, ya sea gateando o sujetándose de sillas, mesas y demás muebles para así alcanzar distintos objetos.

Definitivamente, si hay una época en la que los padres deben estar atentos es ésta pues los niños son demasiado pequeños para tomar conciencia de los peligros que hay alrededor. Enchufes, electrodomésticos, cables, puertas y cajones son especialmente atractivos para estos niños deambuladores que parecen ir precisamente hacia donde no deben.

Es por eso que desde Chicco llega esta práctica solución para evitar futuros inconvenientes. Se trata de cierres de seguridad para muebles que evitan posibles problemas gracias a que impiden que los niños abran los cajones y las puertas, evitando que accedan a objetos peligrosos. Los cierres son de un plástico resistente y para colocarlos sólo hace falta ubicar los tornillos de dotación en la superficie del mueble.

Puede interesarte: Seguridad para niños: accesorio para mantener las puertas abiertas

Vía: Chicco

Escrito por | 15 de diciembre de 2008 | 1 comentario
Sin categoría.