El deseo sexual después del parto

La inhibición sexual, compartida por muchas mujeres después de dar a luz, puede responder a una causa. A partir del parto, aunque también puede ocurrir ya durante los meses de embarazo, el bebé pasa a ocupar el lugar de único objeto de deseo para la madre.

Ese cambio experimentado por la mujer suele expresarse con un desinterés por el sexo, aunque no siempre ocurre así. A veces, se manifiesta con una disminución de las ganas de hablar, de estar con la pareja, de trabajar, etcétera.

Esto puede durar varios meses, en ciertas ocasiones incluso años. Es el tiempo que la madre necesita para “reacomodarse” y volver a encontrar su posición como mujer. Durante este período, abrirse a la pareja y tratar de expresar lo que cada uno siente, junto con un esfuerzo mutuo de comprensión y afecto, puede ayudar a ambos a sobrellevar la nueva situación.

Si esa etapa de readaptación de la mujer se prolonga en exceso, puede terminar afectando muy seriamente a la pareja y también al desarrollo del niño porque dificulta su relación con otras personas y objetos, además de su madre: en la medida en que ella mantiene al bebé como su único objeto de deseo, el pequeño hace lo mismo con ella.

Con frecuencia, no es fácil salir de esta dinámica. Lo ideal sería poder detectar a tiempo el problema y evitar que se hiciera crónico.

Si al cabo de unos meses después del alumbramiento, además de ese rechazo hacia el sexo, la mujer se da cuenta de que siente una fascinación excesiva por su hijo, que la lleva a querer estar sólo con él; si percibe un desinterés por las cosas que anteriormente la atraían; si observa que siempre le parecen mal las observaciones de su pareja y que cada vez está más irritada con él, debe reflexionar sobre qué está pasando y, si es necesario, solicitar la ayuda de un profesional.

Escrito por | 1 de marzo de 2012 | 0 comentarios
Sin categoría.

Primer semana después del parto


LA REGRESIÓN UTERINA

Durante el embarazo, el útero había alcanzado un volumen treinta o cuarenta veces superior al inicial. Al salir el feto y las membranas placentarias tiene el tamaño que tenía a los cuatro o cinco meses. Después empieza a reducirse gradualmente y este retorno a la normalidad va acompañado por pérdidas de sangre debidas a la vasta herida producida por la placenta, las cuales van reduciéndose a medida que la herida cicatriza.

LA SUBIDA DE LA LECHE

El primer líquido que se le ofrece al recién nacido no es leche, sino calostro, un líquido viscoso de color amarillento que contiene muchas sales y proteínas y pocos azúcares, con un elevado poder nutritivo y de acción laxante para el bebé. La verdadera función láctea se iniciará al tercer o cuarto día con la subida de la leche. Los senos se hinchan con una tensión inicialmente dolorosa, debida a la afluencia de sangre a las glándulas, que se disponen a iniciar su verdadero trabajo, y comienza entonces la lactancia.

La puérpera acercará el pequeño al pecho, a intervalos no inferiores a las cuatro horas, alimentándolo con ambos pechos, con una duración máxima de cinco minutos para cada pecho. De este modo, especialmente en la primípara, se evitará la maceración del pezón y la formación de grietas, como ocurriría si se utilizara un solo pecho.

Escrito por | 7 de julio de 2011 | 0 comentarios
Sin categoría.

Medidas higiénicas durante el puerperio

El puerperio —del latín puer (niño) y parere (generar)— se inicia después de la expulsión de la placenta y dura de seis a ocho semanas. El puerperio está caracterizado por fenómenos que conducen a la regresión fisiológica de aquellos órganos sometidos, durante el embarazo, a una progresiva evolución, exceptuando las mamas, que precisamente en este período inician su fase de mayor actividad.

MEDIDAS HIGIÉNICAS

1) El ambiente en que viva la puérpera deberá estar a una temperatura adecuada, con luz discreta y máxima tranquilidad.

2) Se fajará el vientre para que los músculos de esta región recuperen su tono.

3) Las mamas deben estar sostenidas, pero no comprimidas, por el sostén, con el fin de permitir una circulación sanguínea normal. Antes y después de las tetadas, las mamas deberán ser lavadas con una solución de ácido bórico al 5 %.

4) La piel será objeto de particular limpieza y se tratará con sustancias absorbentes, con el fin de recibir la gran eliminación de agua que tiene lugar en este período.

Escrito por | 7 de julio de 2011 | 0 comentarios
Sin categoría.

El peso luego del parto

¿Por qué ellas si y yo no? Muchas mujeres que están atravesando el puerperio se quejan cuando ven a modelos y celebrities que recientemente se han convertido en madres caminar por la calle luciendo sus cuerpos esculturales, como si no hubieran atravesado un embarazo.

Poco hay de realidad en esta postal de ensueño. Lo cierto sucede puertas adentro y en el hogar. La mayor parte de mujeres reales atraviesa el posparto no libre de dificultades y el peso, la imagen que nos devuelve el espejo, por lo general está lejos de lo que una desearía. Pero esto no sucede porque sí, la naturaleza es sabia y así es como, luego del parto, el cuerpo de la mujer acumula grasa que funciona como reserva durante la lactancia. Si una mujer en su vida ordinaria y sometiéndose a una dieta normal necesita unas 1.800 calorías diarias, durante la lactancia hay que añadir unas 500 calorías adicionales que deben ser consumidas para tener la reserva de leche.

Lo mejor es lograr el equilibrio comiendo lo necesario pero sin olvidar que nuestro cuerpo necesita de los nutrientes necesarios para estar fuertes y dar de mamar. Por otra parte, es posible complementar con ejercicio, siempre y cuando hayas superado las primeras seis semanas luego del parto pues hasta entonces es mejor no realizar esfuerzo físico.

La lactancia ayuda a reducir peso pues se eliminan grasas por lo que es probable que si te das un poco de tiempo no pasará de un año que habrás recuperado el cuerpo de siempre.

Escrito por | 13 de septiembre de 2010 | 2 comentarios
Sin categoría.

Relaciones sexuales después del parto

Algunas mujeres experimentan la falta de ganar de mantener relaciones sexuales luego de dar a luz. Esta sensación es más común de lo que muchas piensan y se deben a varias razones.

En un gran número de casos el cansancio producido por la demanda 24 horas del bebé limita el encuentro sexual. Las mujeres se sienten cansadas y agotadas físicamente y cuando tienen un momento libre prefieren dormir o simplemente realizar alguna tarea placentera.

Por otra parte, es común que la atención esté centrada en el bebé y la líbido quede a un lado. Para recuperarla, quizá sea aconsejable compartir con la pareja momentos de placer para así reconectarse y facilitar más tarde el encuentro sexual.

Hay mujeres que no desean mantener relaciones por temor al dolor durante el coito luego del parto. También están las que mantienen la negativa producto de los cambios hormonales producidos en el cuerpo y quienes simplemente no se sienten atractivas con su nueva figura. Y por último, están las mujeres que temen quedar embarazadas nuevamente.

Por lo general, el deseo sexual reaparece con el correr de los meses y de a poco la pareja va recuperando su vida sexual por lo que no hay que preocuparse sino simplemente tener algo de paciencia.

Escrito por | 11 de junio de 2010 | 1 comentario
Sin categoría.

Ejercicios después del parto

Después del parto y durante unos 40 días el útero comienza el procedimiento para volver a su tamaño y ubicación que tenía antes del embarazo, también comienza la lactancia. En estos momentos no son demasiados los ejercicios que se recomiendan, pero cuando se termina este período ya se está en condiciones de afrontar un entrenamiento más riguroso.

El ejercicio físico proporciona múltiples beneficos entre los que se consideran el bajar de peso y reducir las grasas como uno de los puntos más importantes tenidos en cuenta por las mujeres después del parto. Pero no sólo proporciona beneficios a nivel estético sino que además aumenta las defensas del organismo, tonifica los músculos y recompone el ciclo del sueño.

Uno de los aspectos importantes antes de que una mujer comience con una rutina de ejercicios después del parto es que lo haga de forma cuidadosa, debe tener presente que hace casi un año que su cuerpo ha bajado el nivel de exigensia casi a cero, por lo que se recomienda que se controle el peso, el nivel de grasa en el cuerpo y la capacidad cardiovascular de la mujer.

Escrito por | 1 de diciembre de 2009 | 1 comentario
Sin categoría.

Cambios quimicos después del parto

La maternidad es deseada en la mayoría de los casos, sin embargo lo que viene después del parto, conocido como puerperio, es un período que tiene ciertas dificultades par atravesar por las nuevas mamás. Es un período de sus vidas sumamente estresante, incluso que puede llevar a la mujer a caer en un período de depresión.

Los cambios hormonales que se producen durante y después del parto son muy fuertes y cambian el estado de ánimo de la mamá.  EL nivle de progesterona y estrógeno aumente considerablemente en el embarazo, y luego del nacimiento descienden abruptamente.

En el postparto la hormona que predomina es la prolactina, que busca la generación de leche  para la lactancia. Estos cambios generan llantos, ansiedad, cansancio. Por si esto fuera poco se pueden producir congestiones mamarias que causan mucho dolor a la madre y frustran al bebé al no poder succionar como quiere. Lo positivo es que todas estas dificultades son pasajeras.

Escrito por | 11 de noviembre de 2009 | 2 comentarios
Sin categoría.