El paso a paso del Test de Apgar

No es la primera vez que hablamos del Test de Apgar, la evaluación que permite conocer el estado de salud del recién nacido. Este examen se realiza en base a algunos parámetros que se estudian en los primeros minutos de vida del niño.

Uno de ellos es la frecuencia cardiaca, que se mide colocando dos dedos sobre el cordón umbilical. El valor normal debe estar en 80/100 latidos por minuto. Otro parámetro importante a medir es el tono muscular, es decir la tensión y el vigor de los músculos del recién nacido. Para comprobar su estado, el médico verifica que el bebé se flexione y defienda ante un estímulo táctil. Cuando esto ocurre la prueba es satisfactoria mientras que si presenta hipotonía, debilidad y flacidez en las extremidades, el valor de la prueba se reduce.

La respiración es el tercer punto a estudiar pues una respiración normal debe ser entre 40 y 60 veces por minuto y tener buenos movimientos respiratorios en el tórax. El color del recién nacido también da indicios de su estado de salud. El médico evalúa que no haya cianosis (labios y extremidades de color azulado) para descartar la posible falta de oxígeno. Si bien los bebés pueden lucir algo azules por el frío hay que prestar atención al color de la piel para determinar las razones de su tono.

Para terminar, hay que estudiar la irritabilidad del bebé. La primera se analiza midiendo la respuesta del recién nacido ante la succión que el médico hace de las secreciones de la nariz y la boca. En casos normales, el bebé debería mover la cara, cerrar la boca o voltearla.

Vía: ABC del bebé

Escrito por | 2 de diciembre de 2009 | 1 comentario
Sin categoría.

El test de Apgar en recién nacidos

El test de Apgar es unas de las evaluaciones más comunes que se le practican al bebé recién nacido. Este examen permite determinar si un niño ha nacido bien y si está respirando en forma correcta y su nombre remite a las palabras: Apariencia, Pulso, Gesticulación, Actividad y Respiración.

El examen consta de cinco parámetros bastante simples como son el color de la piel, la frecuencia cardiaca, los reflejos, el tono muscular y la respiración. Cada parámetro recibe una puntuación entre 0 y 2 para luego sumar las cinco puntuaciones y obtener el resultado final del test. Si un bebé tiene los cinco parámetros normales obtendrá una puntuación de 10 y esto significa que goza de perfecta salud aunque si la puntuación final es de entre 7 y 9 es aceptable. Cuando está entre 5 y 7 el niño está moderadamente disminuido mientras que si el resultado es menor de 5 se considera que el bebé está severamente disminuido.

El test de Apgar se realiza en los primeros minutos de vida del niño aunque en momentos específicos pues la primera puntuación evalúa el nivel de tolerancia del recién nacido al proceso del nacimiento. Entre tanto, la puntuación obtenida a los 5 minutos evalúa el nivel de adaptabilidad del recién nacido al medio ambiente y su capacidad de recuperación.

Vía: Wikipedia

Escrito por | 2 de diciembre de 2009 | 2 comentarios
Sin categoría.