Crepés de ajíes para niños

Les traemos otra receta para ayudar a incluir las verduras en la dieta diaria de los pequeños.

Ingredientes:

Para los crepés:
4 huevos
2 vasos de leche
2 cucharadas de manteca
8 cucharadas de harina

Para el relleno:
3 ajíes rojos y 3 verdes
2 cebollas
1 diente de ajo
un trozo de zapallo
un chorrito de aceite
medio litro de salsa blanca
100 g de queso rallado
50 g de queso de máquina cortado en láminas
sal a gusto

Preparación:

Poner en una cazuela agua fría y sal, añadir la harina poco a poco y los vasos de leche removiendo bien. Por último agregar las dos cucharadas de manteca derretida. Dejar reposar la mezcla media hora y, mientras, ir haciendo el relleno de los crepés.

Poner en una cazuela el aceite, dorar las cebollas, añadir los ajíes lavados y bien picados, el zapallo en trozos pequeños, el diente de ajo picado y un poco de sal. Dejar que se cocinen y, cuando estén tiernos y sin líquido, agregar la salsa blanca. Añadir también los 100 g de queso rallado y cocinar todo. Comprobar el nivel de sal y sazonar a gusto.

Poner la manteca en una sartén e ir haciendo los crepés con la mezcla que ha quedado en reposo. Hay que colocar en cada crepé un poco de relleno e ir poniéndolos en una fuente refractaria, con las láminas de queso encima. Finalmente meter en el horno a gratinar durante 10 minutos.

Escrito por | 1 de mayo de 2012 | 0 comentarios
Salud.

Budín de espinacas

Ni el mismísimo Popeye ha logrado que a los niños les gusten las espinacas tal cual, pero esta propuesta ya es otra cosa. Garantizamos éxito absoluto.

Budín de espinacas

Ingredientes para 6 personas:
1 k de espinacas
150 g de queso rallado
50 g de manteca
8 huevos
2 vasos de crema líquida
2 cubitos de caldo de carne O 4 raspaduras de nuez moscada
sal y pimienta

Preparación:

1. Lavar bien las espinacas y picarlas en trozos pequeños. Ponerlas en una cazuela con la manteca y los cubitos de caldo y dejar que se cocinen a fuego lento hasta que estén tiernas. (Remover constantemente y, si hiciera falta, añadir un poco de agua.)

2. Batir aparte los huevos con la sal y la pimienta, agregar la crema líquida y el queso rallado, las raspaduras de nuez moscada y las espinacas bien escurridas. Untar un molde rectangular con manteca, verter la mezcla y cocer a baño María hasta que al pincharlo con una aguja salga seca.

Escrito por | 1 de diciembre de 2011 | 0 comentarios
Niños.

Preparar verduras para los niños

La verdura es un alimento rico en vitaminas y minerales. Y tiene, además, otra ventaja: su versatilidad, lo que permite hacer múltiples preparaciones al gusto de todos (incluso de los niños).

Las hortalizas y verduras, como la lechuga, escarola, zanahoria, remolacha, espinacas, zapallo, tomates, etc. contienen minerales y vitaminas fundamentales para el desarrollo infantil. Y no sólo les resultan útiles a ellos, también los mayores debemos incluirlas habitualmente en nuestra dieta, porque aportan elementos muy valiosos: hierro, calcio y vitaminas del grupo A, B y C, imprescindibles para sobrellevar el estrés de cada día. A esto se suma que son ricas en fibras, lo que favorece el tracto intestinal y ayuda a controlar el peso.

Gracias a los avances técnicos y de conservación, podemos elegir cualquier tipo de verdura durante prácticamente todo el año.

Cómo prepararlas

Es importante mantener una higiene estricta en todos los alimentos, pero en especial en las verduras que se van a comer en crudo. Hay que mantenerlas en agua abundante con unas gotitas de lavandina durante un rato y después, limpiarlas una a una bajo el chorro de agua fría.

Para los menúes con verduras cocinadas hay que tener en cuenta que a más tiempo de cocción, mayor pérdida vitamínica. No queremos decir que se coman medio crudas pero, como ocurre con las pastas, debemos buscarles su punto justo “al dente”.

Conseguir que los niños no rechacen la verdura no es una tarea demasiado complicada, siempre que se experimente con las posibles combinaciones para mejorar su sabor al gusto de los pequeños. Hay trucos que transforman el espanto inicial en alegría. Descubrirlos no es tan difícil.

Escrito por | 18 de noviembre de 2011 | 0 comentarios
Niños y Salud.