Timidez en el colegio

El colegio suele ser muchas veces el primer lugar en el que se manifiesta con claridad la timidez de un niño. Tengamos en cuenta que se trata del primer medio social en el que debe desenvolverse fuera de su familia y, además, sin la presencia y el apoyo de ésta.

Un poco de timidez en la escuela, sobre todo al principio, es de lo más normal. También la experimentamos muchísimas personas mayores cuando tenemos que introducirnos en un ambiente desconocido (un trabajo nuevo, por ejemplo). Está todavía mucho más justificada en un niño que, al ingresar en la escuela, experimenta toda una revolución en su vida. Pero lo normal es que después de un tiempo, no muy largo, se mueva ya entre sus compañeros con gran seguridad, sabiendo hacer valer sus derechos y asumiendo también sus obligaciones.

Sin embargo, la cosa no es tan fácil para todos. Algunos no dejan de ser apocados aunque pase el tiempo. Retraídos en su rincón, se comunican poco con sus compañeros. En los juegos se quedan a un lado. A lo sumo, tienen un amigo o dos. Les gustaría tener más y participar de la camaradería general, pero no se atreven o no saben cómo lograrlo.

Además nunca levantan el dedo para preguntar en clase y, cuando la maestra toma la iniciativa o los interroga pasan un mal momento. Sobreviven precariamente entre sonrojos, miradas huidizas y silencios. Y eso suponiendo que sus compañeros no los tomen como “cabeza de turco”, porque no es raro que estos chicos se conviertan en válvulas de escape para la agresividad del grupo.

Escrito por | 29 de febrero de 2012 con 0 comentarios.
Etiquetas: , , ,
Lee más artículos sobre Niños

Artículos relacionados

  • Causas de la timidez del niño

    El asunto no es trivial, porque la entrada en el mundo de los iguales que se produce en la escuela es un paso muy importante en el progreso...

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta