Todos los niños dicen mamá

Es una palabra mágica, la única que tenemos en común todos los seres humanos. ¿Por qué se dice de forma tan parecida en cualquier idioma?

Si juntáramos en la Torre de Babel a un niño de cada parte del mundo, el primer sonido que emitiría la mayoría de ellos sería idéntico: ma-ma… Estas sílabas son las mismas para todos los bebés y no tienen nada que ver con la lengua materna; lo mismo valen en cualquier lugar del mundo. Y es que la palabra mama es prácticamente universal, no la hemos inventado los adultos, sino los niños.

En general, todos los vocablos que designan este concepto se derivan, directa o indirectamente, de los primeros balbuceos inconscientes de los pequeños. Después, poco a poco, se van transformando, a través del aprendizaje de la lengua materna, en las distintas variantes de mamá, para terminar convirtiéndose más tarde en la palabra madre, más seria y adulta, que hace referencia a la mujer, “a la que ha dado a luz”, “la que realmente cuida”, y que en muchas zonas se utiliza también com apelativo respetuoso hacia las mujeres de cierta edad.

En algunos idiomas la palabra mamá es exactamente igual que en castellano (por ejemplo en griego), pero en la mayoría se pronuncia mama (sin acentuar) como se decía aquí antiguamente. Mama también se escribe y se dice en alemán, italiano, chino, gallego y catalán. En ruso se escribe siempre en mayúscula, MAMA; en francés se añade una n al final: maman. En indonesio, en las famillas más modernas se dice mama (por influencia occidental), aunque la palabra más tradicional es ibu, que significa indistintamente mamá y madre.

Mama (con el acento tónico en la primera sílaba) se dice en árabe y en swahili, un idioma que hablan más de cien millones de personas en buena parte de Africa: Kenia, Tanzania, Uganda, este de Zaire, Ruanda, Burundi

Escrito por | 29 de septiembre de 2010 con 0 comentarios.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta