Tortugas y aves como mascotas

LAS TORTUGAS SILENCIOSAS

Negarse a la entrada al hogar de un perro o un gato se argumenta sin dificultad. Pero una tortuga… donde vive un niño amante de los animales y no hay ni perro, ni gato, suele haber una tortuga.

Las tortugas también requieren ciertos cuidados específicos, pues pueden ser portadores de salmonelas, especialmente las que provienen de Florida. Para prevenir la enfermedad, es preciso limpiar los acuarios lejos de platos y utensilios de cocina y evitar que se encarguen de esta misión los niños. Después de terminar la tarea, hay que lavarse cuidadosamente las manos.

PERIQUITOS, PALOMAS Y OTRAS ALEGRÍAS…

Los periquitos, loros y palomas pueden padecer la enfermedad conocida como psitacosis u ornitosis. Ocasionalmente, se transmite a las personas por contacto directo con el ave o por la inhalación del polvo de sus heces secas o plumas y descargas nasales. En el hombre, el virus puede ocasionar una neumonía.

En el ave, los síntomas suelen ser de tipo respiratorio, aunque también pueden presentarse trastornos digestivos por lo que puede haber confusión en el diagnóstico. La presencia de la enfermedad en nuestro país podría ser más extendida de lo que parece. Es recomendable llevar al animal al veterinario ante cualquier sintomatología extraña.

Escrito por | 24 de agosto de 2011 con 0 comentarios.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta