Trastornos comunes durante el embarazo

ARDORES
Sensación de quemazón en el pecho y repetición de la comida. Debido alas modificaciones funcionales del sistema gastrointestinal (mayor lentitud para la evacuación del estómago).

ALTERACIONES DEL APETITO
Falta de apetito, cambio en el sentido del gusto, rechazo de olores. Vómitos y nauseas. Se deben a causas psíquicas, así como a modificaciones a nivel de los centros del olfato y del gusto bajo la influencia hormonal. Se producen en el primer trimestre.

CALAMBRES

Hormigueos de pies y manos, contracción de un músculo. Se deben a las aceraciones en el sistema nervioso periférico (compresión de los nervios por el «lema), así como a la menor absorción de calcio y magnesio en el intestino. Pueden sentirse durante todo el embarazo, pero son más frecuentes a partir del segundo trimestre.

CANSANCIO
Sensación de agotamiento físico acompañado por la pérdida de apetito, vómitos y nauseas. Es más frecuente en el primer trimestre.

DIFICULTAD PARA DORMIR

No poder conciliar el sueño con sensación de cansancio, dificultad al respirar, mareos, etc. Es frecuente en el tercer trimestre.

DIFICULTAD RESPIRATORIA
Falta de aire, de sueño, nerviosismo, provocados por el aumento de tamaño del útero que presiona bajo el diafragma. En el tercer trimestre.

DOLORES LUMBARES
Dolores y molestias en la región lumbar o parte baja de la espalda. Se producen en el tercer trimestre, cuando la panza tiene mayor volumen.

ENCIAS SANGRANTES
Encías inflamadas y enrojecidas, que sangran y duelen durante el cepillado de dientes. Está ocasionado por la falta de vitaminas B y C. Es más frecuente en el primer trimestre.

ESTREÑIMIENTO
Dificultad para “mover el intestino” que puede ir unida a nauseas y otras alteraciones del aparato digestivo. En el primer trimestre.

ESTRIAS
Líneas de color blanquecino, rayas largas y simétricas en el abdomen y las piernas. Pueden aparecer a lo largo del embarazo, aunque son más habituales en el tercer trimestre.

FLUJO VAGINAL
Congestión, inflamación y enrojecimiento de la vulva, acompañados de mayor secreción de flujo. Es propio de la segunda mitad del embarazo, y especialmente del tercer trimestre.

Escrito por | 28 de diciembre de 2010 con 0 comentarios.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta