Tratamiento para trastornos comunes en el embarazo

Ardores
Dieta rica en fibra (frutas, verduras, cereales integrales). Supresión de comidas pesadas y alimentos con alto contenido en grasas, e irritantes como el café y el tabaco. Fármacos como antiácidos, alcalinos, expansores intestinales (después de consultar con el médico).

Alteraciones del apetito
Dieta blanda y ligera. Comer poca cantidad varias veces al día. Consultar las preocupaciones con el ginecólogo.

Calambres

Tratamiento postural, como descansar con los pies en alto y hacer ejercicios con los miembros inferiores o caminar un rato.  También se pueden aplicar pomadas para activar la circulación sanguínea (venolíticos), dando a la vez un suave masaje local. Calcio y magnesio, vitamina B.

Cansancio
Reducción del trabajo y descanso, con lo que suele ceder espontáneamente. Consultar con el ginecólogo preocupaciones y temores (puede tener origen psíquico).  Cuando el cansancio es muy acusado y tiene causas psíquicas, análisis para comprobar si hay anemia y controlar la tensión arterial. Vitaminas.

Dificultad para dormir
Preparación para el parto. Ejercicio moderado como caminar. Consultar dudas y temores con el ginecólogo y profesionales del curso de preparación para el parto.  Si hay un insomnio cortante, el médico puede recomendar un sedante suave.

Dificultad respiratoria
Dormir de lado, con la almohada algo más alta. Humidificar el ambiente del hogar. Realizar ejercicios para dilatar la cavidad torácica, como inspirar y espirar.  Caminar despacio.  Relajación. Fármacos: mucolíticos suaves para casos algo más acusados.

Dolores lumbares
Reposo. Procurar sentarse apoyando siempre la espalda en un respaldo recto. Consumir un suplemento de vitaminas del grupo B. Si el dolor es muy acusado, el ginecólogo puede prescribir un analgésico y medicación.

Encías sangrantes
Vitaminas del complejo B y C. Tratamiento odontológico: se recomiendan como mínimo una o dos visitas al dentista durante todo el embarazo.

Estreñimiento
Dieta rica en fibra (verdura, fruta, cereales integrales). Beber abundantes líquidos (agua y jugos, especialmente de naranja y uva). En casos extremos se pueden prescribir expansores intestinales y, en muy pocos casos, laxantes suaves como la vaselina líquida.

Estrías
Beber líquidos en abundancia. Aplicar cremas antiestrías. Ejercicios. Usar faja y soutien firme. Controlar el exceso de peso.

Flujo vaginal
Tratamiento local con lavados vaginales con desinfectantes y con óvulos intravaginales, que recetará el ginecólogo. No automedicarse nunca.

Escrito por | 29 de diciembre de 2010 con 0 comentarios.
Etiquetas: , , ,
Lee más artículos sobre Embarazo y Salud

Artículos relacionados

  • Malestares que preocupan a la embarazada

    Pocas son las futuras mamás que no han tenido en algún momento fatiga, ardores, mareos o dolores lumbares... trastornos que, por lo general,...

  • Más trastornos comunes en el embarazo

    GASES Hinchazón del abdomen y dificultad para expulsar el aire. Segundo y tercer trimestre. HEMORROIDES Fisuras o heriditas en la región...

  • Las toxemias en el embarazo

    Suelen presentarse a partir del séptimo mes y existen dos variantes, frecuentemente ligadas entre sí: la edematosa (con retención de...

  • Ardores de estómago en el embarazo

    Los ardores de estómago afectan a una de cada dos embarazadas y pueden aliviarse. Los ginecólogos suelen no darle importancia a este problema...

  • Migrañas durante el embarazo

    Las migrañas son un tipo de dolor de cabeza muy intenso que puede durar varios días. Pueden aparecer en forma de pinchazos en la cabeza o...

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta