Tratamientos de fertilidad que permiten la maternidad

Asumir un diagnóstico de infertilidad no es para nada fácil, pero pensar en renunciar a la maternidad, ya no es una alternativa para la mujer de hoy; porque gracias al constante avance de la ciencia, cada día más mujeres pueden convertirse en madres gracias a los tratamientos de fertilidad. Métodos exitosos y seguros para poder concebir aún en aquellos casos en que hay que postergar la maternidad por una enfermedad o bien por cuestiones sociales.

Como hemos dicho, existen varios tratamientos de fertilidad que ha demostrado con el tiempo, su éxito. Uno de ellos, el más conocido es el llamado Inseminación Artificial. A través de este sistema que se ha utilizado desde el siglo XX, se propicia la fecundación a través de un proceso que conlleva colocar la muestra se semen preparado en el laboratorio al interior del útero, acortando la distancia que recorre el espermatozoide al óvulo y asegurando que los mismos se encuentren, de esta manera sabemos, se da concepción.

Otro de los tratamientos de fertilidad al que se puede recurrir hoy en día, es denominado Fecundación in Vitro. Con él, las mujeres que no conciben pueden tener oportunidad de embarazarse, mediante una técnica que une en el laboratorio óvulos y espermatozoides para obtener embriones que serán colocados en el útero mediante la técnica de FIV convencional o Inyección Intracitoplasmática de Espermatozoides. Este es un método de gran éxito, que ha sido la forma en que muchas parejas, durante mucho tiempo, han podido disfrutar de convertirse en padres.

La técnica de la ovodonación, es una alternativa que involucra a dos mujeres, la que dona sus óvulos y la que los recibe y que necesita los mismos para poder concebir. Es un método sencillo que requiere que se involucre la donante que debe cumplir con ciertos requisitos para asegurar la viabilidad del embarazo y porque a través de como hemos dicho, los óvulos que se donan, una mujer que tiene alguna condición que impide que sus óvulos sean fecundos, pueda tener hijos.

Para concebir hay que estar en buenas condiciones de salud, algunas veces pueden aquejarte enfermedades y aún así concebir, esto es porque no todas las enfermedades propician la pérdida de la función ovárica como si sucede con un diagnóstico de cáncer que además, puede requerir de quimioterapia o radioterapia. También, las mujeres con enfermedades autoinmunes que les obligan a obtener un trasplante de médula ósea o que padecen de endometriosis y deben por ello someterse a cirugías ováricas repetidamente.

También puede darse el caso de aquellas mujeres que por recomendación médica o bien por decisión personal deciden postergar el embarazo. Y para este último caso pueden recurrir a la preservación de la fertilidad, que es una manera de asegurarnos mediante un tratamiento de los óvulos que podamos concebir cuando así lo decidamos o convenga a nuestra salud.

IVI es una institución con experiencia en el logro de gran cantidad de casos con éxito para lograr un embarazo en condiciones adversas para la mujer, que hoy en día no suponen de manera alguna renunciar a la maternidad.

Escrito por | 3 de abril de 2014 con 0 comentarios.
Lee más artículos sobre Concepción

Random Posts

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta